Inicio Noticias, Notas
y Reportajes
Cultura en los
Municipios
Diarios,
revistas y
otros papeles
Danza con
identidad
Escuelas con
identidad
Discos Pueblos
originarios
Fotos con
Identidad
Peñas y Encuentros Radio Cine Libros Teatro Pintura, dibujo, escultura y
algo más
Tango Pibes Libro de Visitas
“A BUEN ENTENDEDOR, POCAS PALABRAS”

Luego de más de diez años de solicitar un apoyo económico para el mantenimiento de este sitio a Organismos del Estado, tanto Nacional como Provincial y Municipal e incluso a la actividad privada y no teniendo respuesta alguna, recurrimos a la solidaridad de nuestras lectoras y lectores.
Si usted desea colaborar a voluntad (todo aporte, por mínimo que parezca, es útil) puede hacerlo a:
CBU: 01401055 03504256471340 - Cuenta nº: 564713/4
Banco de la Provincia de Buenos Aires. MUCHAS GRACIAS

Te cuento leyendas
LEYENDA DEL VOLCÁN TURRIALBA

por por Susana C. Otero (adaptaciones e ilustración)




Tamaño A+ A-

Este volcán se encuentra en la provincia de Cartago,Turrialba, Costa Rica y su elevación alcanza los 3.340 metros de altura.

En la actualidad la zona de Turrialba es de gran importancia debido a la gran actividad agropecuaria debido a la riqueza de su suelo, que lo hace apta para gran diversidad de cultivos de hortalizas y prolifera también la ganadería, a causa de sus abundantes pastizales.

Dicen que dicen...que en esta región de América Central, en la zona que habitaban distintas comunidades aborígenes que destacaban como alfareras y entre sus actividades cotidianas, la confección de instrumentos musicales los hacía especiales.

Ellos vivían allí felices, eran guiados por un cacique que los protegía fielmente, tanto que por todos los medios, evitaba el contacto con las demás tribus vecinas, por ello no aceptaba choques ni diferencias.

Cierto día,la tragedia tocó el corazón del cacique, quien fuera su pareja falleció de imprevisto y él quedó al cuidado de su única hija.

El nombre de la muchachita era Cira.

Cira era una adolescente de singular belleza, sus largos y negros cabellos le sobrepasaban la cintura,sus facciones eran delicadas, sos ojos grandes y negros como el azabache, eran alegres y vivaces y su cuerpo bien fprmado llamaba la atención de todos los jóvenes de la comunidad. Ella era dulce y agradable.

Su padre la había adiestrado con el arco y las flechas y como era temeroso del futuro de su primogénita, la cuidaba desmesuradamente, la protegía como la más preciada joya del mundo.

Siempre al lado de Cira había un séquito de doncellas que la cuidaban y seguían a todas partes, claro que ella era bastante astuta y en algunas ocasiones lograba deshacerse de esa incómoda situación y por un rato gozaba de su libertad.

Todas las mañanas, Cira recogía frutas maduras o juntaba flores silvestres, que luego obsequiaba a los niños y ancianos. 

Con el transcurso del tiempo, Cira se transformó en una jovencita adorable y su padre planeaba que Uuchul. un joven cazador de la comunidad y antiguo compañero de juegos de Cira, fuera su consorte, el joven solía visitar asiduamente a la muchacha con obsequios inesperados pero ella los desestimaba, porque no sentía la menor atracción hacia él.

La verdad era que la joven estaba enamorada de otro joven de una tribu vecina.

Nadie conocía su secreto, ni siquiera su amiga más íntima.

Durante el año anterior, mientras ella recogía algunas frutas maduras y tentadoras, sus acompañantes se distrajeron un rato, entonces ella lo vió, él cazaba conejos, era apuesto, alto, de largos cabellos negros al viento, y cuerpo ágil, pero sólo lo vió de lejos.

Esa noche Cira no dijo nada a nadie, pero no pudo dormir pensando en el desconocido, su figura había quedado impresa en su retina, por lo que trazó un plan.

Muy pronto se realizaría la competencia de arquería en la que participarían los mejores arqueros. ella misma se encargaría de invitarlo.

Al día siguiente ella se escabulló sin ser vista, fue en busca del desconocido cazador, camino todo el día, era como si una voz interior la llamara. al llegar el atardecer, cuando el sol caía y la oscuridad se iba apoderando del monte, se sintió sola, triste y asustada, entonces lloró, lloró desconsoladamente y se sintió  muy cansada.  Luego, casi sin darse cuenta, se quedó profundamente dormida.

No supo cuanto tiempo durmió, pero al despertarse lo vió.

Él estaba sentado frente a ella y la observaba con una mirada tierna pero inquisitiva.

Ella se estremeció al verlo. 
El joven, ante la cara de sorpresa de la joven le advirtió que no iba a hacerle nada, se presentó como alux, y le extendió la mano.

Luego ellos charlaron mucho tiempo, parecía que se conocían de siempre y tomados de la mano caminaron más allá de la montaña y hablaron, hablaron mucho, hablaron de todo, hablaron de amor. En la comunidad todo era  confusión, el cacique ordenó buscar a Cira en cada espacio de la selva, que se pobló de gente y de gritos, los tambores sonaban sin parar, y el nombre de Cira sonaba en cada rincón. El padre de la joven encabezaba la búsqueda y los guerreros lo seguían enarbolando arcos y flechas descontroladamente.

De pronto los vieron, allí en la cima de la montaña se los divisaba, muy abrazados, tal como una pareja de palomos, arrullándose  el uno al otro, tal como una pareja de enamorados.

¡Cómo Cira osaba ofender a los suyos entregándose así a un hombre de otra tribu !, ese ultraje era intolerable, si bien el cacique dió la voz de alto, todos desoyeron sus órdenes, el desenlace fue violento,  todos apuntaron sus afiladas flechas hacia la pareja y en menos de un suspiro, sus cuerpos entrelazados cayeron al piso.

En ese preciso instante, la selva entera bramó abriendo un pozo inmenso a modo de una enorme y feroz garganta que se tragó ávidamente a los enamorados desapareciendolos para siempre.

Luego del interminable pozo brotaron inmensas columnas de humo, un humo divino y venerable, como la celebración del amor que Cira y Alux, en tan breve tiempo, habían logrado. 

Ese mismo humo fue visto por los conquistadores años después al arribar a estas tierras, que arrobados por él, lo llamaron Torre Alba.

Así nació el volcán Turrialba en la bella tierra de Costa Rica.

 



Comentá esta nota:




Cantidad de visitas: 7493271







Más de Te cuento leyendas

LEYENDA DEL TERO

LEYENDA DEL VOLCÁN TURRIALBA

LEYENDA DEL CHURRINCHE

LEYENDA DEL PUMA YAGUÁ.

LEYENDA DEL ÑANDUTÍ (DE ORIGEN GUARANÍ)

LEYENDA DE LOS ENAMORAD0S

LEYENDA DEL MISTOL

LEYENDA DEL HUITRAL

LEYENDA LA CIRIAGO

LEYENDA DE LOS PÉTALOS DE LA RODOCROSITA

LEYENDA DEL PUDÚ

LEYENDA DEL BUFEO (DELFÍN)

BIBOSI EN MOTACÚ - LEYENDA DE BOLIVIA

LA MULATA, LEYENDA MEXICANA

MARÍA LIONZA, LEYENDA VENEZOLANA

LEYENDA DE LA GUITARRA

LEYENDA DEL ZORZAL COLORADO

LEYENDA DEL OMBÚ

LEYENDA DE LAS TOTORAS

LA FLOR DE AMANCAY

LEYENDA DEL YARAVÍ

LEYENDA DEL CÓNDOR

LEYENDA DEL HUEMUL

TAMANDUÁ, EL OSO HORMIGUERO Y EL ORIGEN DEL BAILE

LEYENDA DE MELINCUÉ

LEYENDA DEL PEZ DORADO

LEYENDA DE LA VIZCACHA

LEYENDA DE LA CALANDRIA

LEYENDA DEL PINDÓ

LEYENDA DE LOS HUMAHUACAS

LEYENDA DEL TORDO

LEYENDA DEL CRESPÍN

LEYENDA DEL PALO BORRACHO

LEYENDA DEL MAÍZ

LEYENDA DE M`BIGUÁ

LEYENDA DEL SAPO

LEYENDA DEL SOL Y LA LUNA

LEYENDA DEL ÁRBOL DE SAL

LEYENDA DEL CLAVEL DEL AIRE

LEYENDA DEL CARDENAL

LA MUJER VÍBORA

LEYENDA DEL ALGARROBO

LEYENDA DEL CHAÑAR

LEYENDA DE LOS TINGUIRITAS

LEYENDA DEL QUEBRACHO COLORADO

LEYENDA DEL CARPINCHO

LEYENDA DEL JACARANDÁ

LEYENDA DE LA CRUZ DEL SUR

LEYENDA DEL CHAJÁ

CHERUFÉ, EL ABOMINABLE SEÑOR DE LA MONTAÑA

LEYENDA DEL BENTEVEO (BICHO FEO)

EL HALLAZGO DEL PEHUÉN

LAS BARBAS DEL ÑIRÉ

EL NIÑO Y EL CISNE (LEYENDA TEHUELCHE)

ÑANCULAHUÉN

LA MARIPOSA

LAS LÁGRIMAS DE KALILA

COMO COSQUÍN LLEGÓ A SER UNA LEYENDA

LA LEYENDA Y SU MISTERIO

LA MISIÓN DEL COLIBRÍ

LEYENDA DEL URUTAÚ

LEYENDA DE LA VIUDITA

GUALOK Y LAS ESTACIONES

COPAHUE

El ISONDÚ

EL ORIGEN DEL COYUYO

COMO LOS TOBAS CONSIGUIERON EL FUEGO

LEYENDA DE LA FLOR DEL CAMALOTE

LEYENDA TEHUELCHE, LA CREACIÓN DE LAS FLORES.

LEYENDA DEL LAGO NAHUEL HUAPI

LA AZUCENA DEL BOSQUE

PILUN DEWU, OREJITAS DE RATÓN

LA LEYENDA DEL IRUPÉ.

LA LAGUNA DE EPECUÉN

LEYENDA DE LAS CATARATAS DEL IGUAZÚ

NACIMIENTO DE LOS RÍOS PILCOMAYO Y BERMEJO

EL REY DE LOS GUANACOS.

EL ORIGEN DE LOS GUARANÍES

EL ORIGEN DE LA MANDIOCA

LA MALDONADA

EL ORIGEN DEL SAUCE

EL ORIGEN DEL CALAFATE

LEYENDA DEL TIMBÓ

EL VIENTO ZONDA

NGUENECHÉN Y LA MALDICIÓN DE LOS CABALLOS BLANCOS

LA FLOR Y EL COLIBRÍ

EL ÚLTIMO GUAYACÁN

LA YERBA MATE

EL GIGANTE DE PIEDRA

KAMSHOUT Y EL OTOÑO

LA FLOR DEL CARDÓN

LEYENDA DEL PALO SANTO - COSAKAÍT

KÁKACH - LEYENDA DEL PÁJARO CARPINTERO

HUIÑAJ

EL GIRASOL

LA CIUDAD DE ESTECO

LA TELESITA

CAÁ-JHE-EN

LA FLOR DEL CEIBO

EL VOLCÁN DOMUYO

LA BALLENA SEGÚN LOS TEHUELCHES

EL CARÁU

EL HORNERO

EL CHINGOLO

EL CEIBO Y EL JUNCO




Diseño y Hosting RCH - www.rch.com.ar - www.redcomser.com.ar