Inicio Noticias, Notas
y Reportajes
Cultura en los
Municipios
Diarios,
revistas y
otros papeles
Danza con
identidad
Escuelas con
identidad
Discos Pueblos
originarios
Fotos con
Identidad
Peñas y Encuentros Radio Cine Libros Teatro Pintura, dibujo, escultura y
algo más
Tango Pibes Libro de Visitas
Te cuento mitos
EL ORIGEN DEL MUNDO SEGÚN LOS TEHUELCHES

por Susana C. Otero (adaptaciones e ilustración)




Tamaño A+ A-

   Dicen que dicen...que en los principios de los tiempos reinaba la oscuridad,  todo era difícil de ver, claro que-¿Qué iban a distinguir?- Si solo existía la nada, no había ríos, ni montañas, ni flores, ni animales, solo la luz de Kóoch, porque esta siempre existió.

   Ellos, los Tehuelches conocían a Kóoch desde el principio.

   Él siempre estuvo, siempre alumbró a pesar de las tinieblas, porque Kóoch era la luz.

   Cierta vez, Kóoch se sintió solo por vez primera y eso le produjo una gran pena, tanta, que de sus ojos partieron gruesas y tupidas lágrimas que corrieron tierras abajo formando el Mar de las Tormentas y el Descontento, a la que él denominó Arrok.

   Kóoch al ver el majestuoso y amplio mar exhaló un fuerte suspiro que se transformó en viento y él lo llamó Xóchem.

   El fuerte viento sopló y sopló y nadie supo si fue adrede o sin querer, pero su fuerza arrastró las tinieblas y el día se hizo diáfano y entonces pudo vislumbrar el universo azul y ya no sintió ganas de llorar. Ahora sabía que podía continuar su creación.

   De pronto, alzó sus manos y con un fuerte chasquido pobló el manto que cubría la tierra de miles y miles de chispas de fuego, que titilaban sobre su cabeza.

   Luego, dejó pasar un tiempo hasta que con un fuerte palmear de sus manos creó una bola de fuego en el universo y la llamó Xaleshem, que no era otra cosa que el sol.

   Este, prontito empezó a despedir sus rayos sobre el mar, calentó las tierras y las aguas. Entonces las aguas despidieron vapor y formaron nubes.

   Al ver las nubes como copos de algodón que el viento desplazaba, se regocijó de sus logros y rió con tanta fuerza, que sus carcajadas se transformaron en truenos.

   Las nubes con semejantes estrépitos lanzaron miradas encendidas a lo que Kóoch les dio el nombre de LüfKe, y que no son otros que los brillantes relámpagos.

   Como el viento no cedía, Kóoch decidió elevar algunas tierras, tanto en la superficie como en el mar.

   Como consecuencia, las porciones de tierra que se elevaron en el mar formaron islas e islotes y las elevaciones sobre la superficie formaron montañas, sierras, colinas, valles y praderas.

   Cuando los hijos de Kóoch tomaron conciencia de la espectacular obra de su padre, comenzaron a ofrecerle sus dones. El Sol depositó luz y calor y la tierra se entibió, las nubes dejaron que el viento se enfrentara con las altas montañas, entonces el choque produjo lluvias y así surgieron los ríos, lagos y arroyos.

   Estos maravillados crearon vidas propias que dieron origen a los peces.

   Luego desparramaron semillas de las cuales nacieron árboles con frutos y flores.

   Finalmente, Kóoch supo que era hora que la tierra tuviese seres vivientes y creó a los animales.

   En este despertar, hubo peleas y rencillas, pues no todos estaban de acuerdo, en esa discusión estaban cuando las nubes y las lluvias trajeron tormentas tan fuertes que el agua inundó la tierra. Todo estaba anhegado por lo que Kóoch cayó en la cuenta que de seguir así, todo lo creado sería destruído.

   Inmediatamente tomó en la  diestra su bastón de mando y con todas sus fuerzas dio un golpe sobre la superficie , luego con voz firme reunió a todos los agitadores y apuntándoles con su dedo índice, les ordenó la paz.

   Todos obedecieron al gran creador, hubo otra vez concordia, el mundo estaba creado. En cuanto a los revoltosos, de vez en cuando algunos de ellos olvidan la promesa que le hicieron a Kóoch y el caos vuelve a reinar en la tierra.    



Comentá esta nota:




Cantidad de visitas: 5256542







Más de Te cuento mitos

EL ORIGEN DE LOS TICUNAS - MITO COLOMBIANO

LA PARTIDA DE ELAL

MITO DEL YAGUARETÉ-AVÁ O COPIANGO

EL ORIGEN DEL MUNDO SEGÚN LOS TEHUELCHES

EL ORIGEN DE LA LLUVIA

LA DIFUNTA CORREA

EL GAUCHITO GIL

EL NEGRITO DEL PASTOREO

El origen del mundo

El Lobizón

El diluvio

Mikilo

El diluvio según la mitología Araucana

EL ORIGEN DEL FUEGO

EL DUENDE

COQUENA




Diseño y Hosting RCH - www.rch.com.ar - www.redcomser.com.ar