Inicio Noticias, Notas
y Reportajes
Cultura en los
Municipios
Diarios,
revistas y
otros papeles
Danza con
identidad
Escuelas con
identidad
Discos Pueblos
originarios
Fotos con
Identidad
Peñas y Encuentros Radio Cine Libros Teatro Pintura, dibujo, escultura y
algo más
Tango Pibes Libro de Visitas
Te cuento mitos
EL NEGRITO DEL PASTOREO

por Susana C. Otero (adaptaciones e ilustración)




Tamaño A+ A-

   Si bien este mito parece haberse iniciado sobre las márgenes del río Uruguay entre Brasil y Argentina, se ha extendido a todo el norte argentino, y relata costumbres nacidas después de la conquista, más exactamente es una denuncia sobre el maltrato recibido por los negros esclavos, traídos desde el África hasta América.

   Dicen que dicen... que cuando un paisano pierde algo, con solo encenderle al negrito un cabito de vela y dejarle algo de tabaco, si es negro mejor, él intercede, y lo que ha sido extraviado aparecerá.

   Cuentan que los esclavos recibían un maltrato tan inhumano, que muchas veces los llevaba a la muerte.

   Aseguran que en una finca, perteneciente a una acaudalada familia, el patrón era tan cruel con sus sirvientes, que todos le temían.

   Este hombre, por cualquier motivo, los golpeaba fieramente e incluso muchos hallaron la muerte cuando él se ensañó con ellos.

   Entre los esclavos de este hombre, había un negrito mota, locuaz y pícaro a quien le habían asignado la tarea de cuidar el rebaño.

   Cierta vez, mientra el muchacho estaba con los animales, que por cierto eran muy numerosos, tres de ellos se apartaron del grupo y por más que el muchacho los buscó y los buscó, no le fue posible encontrarlos.

   Al caer la tarde, el negrito afligido volvió a la finca y le dio la noticia al patrón.

   Este, ofuscado, lo azotó despiadadamente, tan feroz fue la paliza que el muchacho no pudo resistir y a los pocos días murió.

   Con el transcurrir del tiempo, otro de los esclavos, amigo del anterior fue asignado al mismo puesto.

   Pasado un tiempo, cuando se desató una ventisca,  éste otro esclavo volvió a perder parte del ganado, aterrado pensó correr la misma suerte que había tenido su antecesor. 

   Desesperado le prendió una vela a su amigo y le ofrendó su tabaco, rogándole por ayuda… y el negrito le concedió su deseo haciéndolo encontrar los animales en una cañada.

   Desde esa vez, cuando algo se pierde, los paisanos le piden ayuda al negrito del pastoreo, y él les concede sus deseos.  


Audio de la nota : "El negrito del pastoreo" - Canción de Yamandú Rodriguez y en canto y guitarra Héctor Numa Moraes 



Audio de la nota



Comentá esta nota:




Audio de la nota



Cantidad de visitas: 5256439







Más de Te cuento mitos

EL ORIGEN DE LOS TICUNAS - MITO COLOMBIANO

LA PARTIDA DE ELAL

MITO DEL YAGUARETÉ-AVÁ O COPIANGO

EL ORIGEN DEL MUNDO SEGÚN LOS TEHUELCHES

EL ORIGEN DE LA LLUVIA

LA DIFUNTA CORREA

EL GAUCHITO GIL

EL NEGRITO DEL PASTOREO

El origen del mundo

El Lobizón

El diluvio

Mikilo

El diluvio según la mitología Araucana

EL ORIGEN DEL FUEGO

EL DUENDE

COQUENA




Diseño y Hosting RCH - www.rch.com.ar - www.redcomser.com.ar