Inicio Noticias, Notas
y Reportajes
Cultura en los
Municipios
Diarios,
revistas y
otros papeles
Danza con
identidad
Escuelas con
identidad
Discos Pueblos
originarios
Fotos con
Identidad
Peñas y Encuentros Radio Cine Libros Teatro Pintura Tango Pibes Libro de Visitas
Noticias Notas y Reportajes
¡VIVA EL CERRO COLORADO! GRITÓ MUSICALMENTE DON ATA

"Y cantaban las piedras en el río/ mientras mi corazón buscaba en vano/ las palabras exactas en la tarde" (Atahualpa Yupanqui)

Tamaño A+ A-

CANTA EL SILENCIO

Texto y Fotos: Ricardo Luis Acebal

En Cerro Colorado cantan las piedras en su Río de los tártagos, cantan centenares de pájaros de todo plumaje, cantan con tonada "cerrocoloradense" los sapos y ranas cuando crecen los arroyos a consecuencia de las lluvias, cantan los árboles del monte nativo, que en esta zona del norte provincial (a pocos kilómetros de la línea demarcatoria que separa a las provincias de Córdoba y Santiago del Estero) resisten a la epidemia sojera protegidos como "parque"...

Todo canta en Cerro Colorado, hasta el silencio.

 


El mismo río cantor, ahora visto y escuchado desde las alturas del paraje "El silencio", lugar hacia el que solía dirigirse don Ata cuando sentía que un nuevo poema de alabanza para nuestra tierra querida estaba dando vueltas en su pecho precisando una música...

 


Otra vista de "El silencio". "Dios me entiende, y yo lo entiendo,/ nos hablamos... sin hablar." (Atahualpa Yupanqui).

 


Tres cuartetas de Don Ata en "El silencio"

 

LOS RECUERDOS DE DON ARGAÑARAZ

Don Sixto Roberto Argañaraz se instaló en lo que todavía no era el pueblo de Cerro Colorado, convirtiéndose casi en su fundador al levantar en lo alto de una loma y en un claro del monte su almacén de ramos generales.

Fue el padre de Hugo Argañaraz, que en diciembre de 2018 cumplió sus primeros ochenta años y continuó hasta hace un par de ellos atendiendo el almacén heredado a don Sixto. Aún hoy, con Iglesia, escuela, autoridades comunales y destacamento de policía, las calles de este pago que comenzara a hacer famoso don Yupanqui con su "Chacarera de las piedras" no tienen nombre y sus casas por consiguiente tampoco tienen numeración.

"Cuando mis hermanos y yo por ahí le cuestionábamos a mi tata que viviéramos en un lugar tan alejado, él nos contestaba: `si los  antiguos indios de aquí, que eran muy inteligentes, eligieron este lugar para vivir y pintaron en las cuevas del Colorado y otros cerros, es porque sabían que este era el mejor lugar para habitar`. Cuando se cavaron las zanjas para hacer los cimientos del almacén encontraron los restos de dos comechingones que habían sido enterrados aquí. Mi tata guardó esos huesos mucho tiempo pero a pesar de que en la Ciudad de Córdoba supieron de ese hallazgo nunca nadie se interesó por valorarlos como lo que representaban y no sé que fue de ellos. Ahora (estamos en los últimos días de enero de 2019) en la calle que corre frente al almacén, al excavar el mes pasado para hacer una obra pública encontraron 25 esqueletos indios. Evidentemente este lugar era lo que llamaríamos un cementerio comechingón. Pusieron los restos en bolsas de nailon y ahí siguen estando, en alguna casa de aquí, quizá en la municipalidad".

 


Hugo Argañaraz ya no atiende el almacén de ramos generales. Ahora trabaja en el "Complejo Argañaraz" y de vez en cuando toma la guitarra y entona con excelencia las canciones de Don Ata.

 


La que vendría a ser la calle principal de Cerro Colorado, debajo de la cual estaban los restos de 25 comechingones. A la derecha el frente del almacén de Argañaraz.

 

"Don Atahualpa (sigue recordando Hugo Argañaraz) vino a vivir por aquí cuando estaba prohibido por el gobierno de Perón. Mi tata le hizo lugar en una piecita que estaba pegada al almacén. A mis nueve o diez años por ahí me invitaba a acompañarlo en sus caminatas por el monte. ¡Vamos Huguito! me decía y algunas veces llegábamos hasta un sitio al que él llamaba El silencio. Llevaba su guitarra y en algún momento nos sentábamos a la sombra de algún algarrobo y entonaba sus canciones mirándome de reojo a ver qué cara ponía. Ahora pienso que yo estaba siendo testigo privilegiado del estreno de zambas, gatos y chacareras que acababa de componer y quizá después fueron famosas en todo el mundo.


Yupanqui estuvo afiliado al Partido Comunista de Argentina entre 1945 y 1953 (Foto del libro "...Yupanqui, afiliado comunista" de Flores Vassella y García Martínez.

 


Foto del libro citado de Flores Vassella y García Martínez.

 

En ese tiempo estaba en el Partido Comunista y al no tener trabajo como artista solía andar escaso de plata. Mi tata le fiaba alimentos y `vicios` y también le tiraba a veces unos pesos. Anotaba en hojas como de contabilidad las deudas. Fíjese, que aquí tengo algunas de esas anotaciones: 1943 A.C. Yupanqui: 0,70 cigarros y 0,10 fósforos, total $0,80; 2 naranjines 0,60;  $2,50 de truco..." Aquí don Hugo se detiene y explica: "Lo que pasa es que don Ata era bastante perdedor en las truqueadas que hacía con otros paisanos con los que se trenzaba en el almacén. Mi tata entonces le tiraba un salvavidas y anotaba en la hoja de las deudas. Fíjese, que después de otras anotaciones como uvas $ 1,20 o lavandina $ 0,50 aparece dinero $ 5.- Y es por otro préstamo por la misma razón de truco no ganado."

Luego de las consabidas risas compartidas al ver este "documento histórico", que alguna vez también fue visto y celebrado del mismo modo por don Ata, don Hugo me permitió fotografiarlo.

 


Aquí la prueba de los trucos perdidos. Es dable imaginar que también debe haber habido algunos ganados, aunque de esos no se conocen registros.

 

"Otra de las cosas que recuerdo es el poema que don Ata escribió cuando en 1957 el interventor en Córdoba, un comodoro de la Fuerza Aérea, presidió en Cerro Colorado un acto del que participaron cerca de cuatro mil personas, una enormidad para ese entonces".

Y a continuación recitó de memoria por lo menos la mitad del extenso poema, que por lo que conozco, es inédito y prácticamente desconocido por lo que su publicación total aquí seguramente será novedoso para los miles (¿millones?) de admiradores de Yupanqui en todo el mundo:

15 de Marzo de 1957

Estaba el Cerro tranquilo

cada cual en su trabajo

cuando llegaron de abajo

tres demócratas eternos

emisarios del gobierno

la lengua como badajo.

 

Reunir a la paisanada

traían como misión

para hacer una función

de asados y de empanadas

y así tomar posesión

de toda gruta pintada.

 

Se buscó primeramente

la sombra de Argañaraz

pero dada la humedad

y del mucho genterío

en los talas junto al río

se vido más ampliedad.

 

Para sacar el yuyal

con hachas, palas y picos

trajeron muchos milicos

de los tres departamentos

y a los pobres, al momento

les humeaban los hocicos.

 

Lo que antes fue matorral

quedó mesmo que un salón

regadito y parejón

y medio atrás del ramaje

un baño pal mujeraje

con forma de corazón.

 

Cuatro vacas regalaron

también varias cabrillonas

en mesas, tablas y lonas

se fueron acomodando

la carne que iban cortando

para la gran comilona.

 

Todo el mundo sin dormir

las mujeres en la masa

otras, cortando la grasa,

los hombres en la cueriada

porque así son las gauchadas

del que tiene suerte escasa.

 

Se mejoraron los vados

leña seca se acarreaba

otros, los postes pintaban

con colores argentinos

que al verlos desde el camino

la sangre nos relinchaba.

 


Atahualpa Yupanqui en 1957.

 

Que no despacharan vino

se pidió a los alcoholeros

porque es muy triste aparcero

para el criollo de estos laos

que quede tan mal parao

delante de forasteros.

 

Cada cual desde su casa

arrimó lo que tuviera

una chata, una escalera,

una piedra pal arroyo

y hasta Layo dio los pollos

que había pillao campo afuera.

 

Justo Allende mandó plata

y atajándose el resuello

cien pesos de don Argüello

dentraron para la fiesta

en una ocasión como ésta

sólo caben actos bellos.

 

Llegó el sábado del 15

con un sol primaveral

la brigada policial

con pantalones planchados

y al tope del Colorado

la Bandera Nacional.

 

Por ahí dijo el changuerío

ahí viene el Gobernador

un señor y otro señor

se apilaron junto al río

y parecía el gentío

avispas sobre una flor.

 


Isaac Francisco Rojas, vicepresidente de la "revolución fusiladora" de 1955 que derrocó al gobierno constitucional de Juan Domingo Perón saludando al interventor federal en Córdoba, Comodoro Medardo Gallardo Valdés el 9-12-56.

 

 

Briches blancos y saco negro

ostentaba el principal

y pa no quedar tan mal

le arrimaron un tobiano

y era uno solo, paisanos

el de arriba y el bagual.

 

Que modo de llegar gente

personas de toda laya

p`ande mire y p`ande vaya

altos, gordos y petizos

criollos, gringos y mestizos

sacos lisos y de rayas.

 

Seiscientos kilos de carne

sin contar cabras y humitas

se almorzó la comandita

en lo que dura un suspiro

cayendo en el mismo tiro

más de mil empanaditas.

 

Después vinieron las danzas

la cerveza y el bidú

y un caldo de caracú

que vino de Santa Elena

y entre el llorar de las quenas

se iba muriendo la luz.

 

Montando fletes ajenos

se repartió la mozada

florecieron las quebradas

y sobre algunas penquitas

se vieron las hilachitas

de enaguas almidonadas.

 

El discurso es viejo daño

que no se puede curar

al hombre le place hablar

aunque no diga gran cosa

por eso siempre es virtuosa

la condición de callar.

 

Se habló del genio del indio

y el arte sanabirón

de la justa obligación

de investigar el mensaje

de aquel llamado salvaje

que habitara esta región.

 

Aquí están los descendientes

de aquella familia indiana

sin flechas, ni cerbatanas

ni plumas en la cabeza

soportando la tristeza

de un pasado sin mañana.

 

Mestizos con laya criolla

sin riego pa su chacral

todo es puro pedregal

donde se gasta la vida

y la sangre de esa herida

se la traga el arenal.

 

Aquí no existe doctor

el que se enferma no cura

la escuela es una lejura

y aquel que quiera rezar

sólo se ha de consolar

llorando en la noche oscura.

 

Parece como un destino

llevar las penas grabadas

como esas grutas pintadas

que guarda el Cerro querido

hasta que venga el olvido

y ya no nos quede nada.

 

De eso nada se acordaron

los doctores que han hablao

sólo del tiempo pasao

de historias y arqueología

pero puede que algún día

se yape el lazo cortao.

 

Para qué seguir con quejas

si no ha llegado el invierno

al final nada es eterno

pero al mirarlos comer,

nos pudimos convencer

que traga mucho el gobierno.

 

Atahualpa Yupanqui

Decreto Oficial Parque Arqueológico Provincial

Gobernador: Medardo Gallardo Valdés

 


Joven Atahualpa Yupanqui (Foto del libro "...Yupanqui, afiliado comunista" de Flores Vassella y García Martínez)

 

CAMINIAGA, SANTA ELENA, EL CHURQUI, RAYO CORTADO...

...no hay pago como mi pago ¡viva el Cerro Colorado! termina diciendo la letra que escribió Yupanqui para la música que compuso "Pablo del cerro", o sea su esposa Pepin Fitzpatrick de Chavero y que tituló "Chacarera de las piedras". Recomiendo escuchar en "Audio de la nota" la interpretación completa de dicha chacarera por Atahualpa Yupanqui.

Recuerda Hugo Argañaraz que "en una oportunidad estaba don Ata cantándola en El Churqui, rodeado de una regular cantidad de paisanos que escuchaban en respetuoso silencio a quien ya había trascendido en todo el país como cantor y guitarrista y al concluir, entre los aplausos se escuchó la altisonante voz de un habitante de Caminiaga que, al parecer "inspirado" por los efectos de bebidas alcohólicas desgranó una serie de argumentos casi insultantes en contra de Cerro Colorado y haciendo una defensa casi fanática de su pueblo natal. Mientras duraba la perorata y ante el estupor general, don Ata escuchaba sin que se le notara la más mínima nerviosidad. Cuando finalizó el apologista de Caminiaga, don Ata, sin elevar su voz más de lo necesario para que lo escucharan todos, le dijo al discursero ofreciéndole su guitarra: tome paisano, cántele a su pago. No solo desarmó al gritón con ese gesto, sino que además recibió una ovación de la paisanada y el `caminiaguista` se tomó las de villa diego".

Como quedó expresado, Yupanqui llegó a Cerro Colorado cuando estaba afiliado al Partido Comunista y como se verá, cuando comenzó a construir su casa en ese rincón cordobés para radicarse allí definitivamente con su esposa y el hijo de ambos ("el collita")se desvinculó de dicho partido.

 


La casa de don Ata, construída sobre uno de los márgenes del Río de los tártagos y al pie del Cerro Colorado, es actualmente museo.

 


La casa fue construída con piedras, ladrillos y tejas en un terreno que le regaló el padre del Indio Pachi a don Ata.

 

En el libro ya citado de Flores Vassella y García Martínez (por más detalles ver en "Otras notas" de nuestra sección Libros "MILITANCIA COMUNISTA DE ATAHUALPA YUPANQUI") en su página 498 dice: Es sintomático que al retorno a la Argentina (N. de R.: 1951), sobrevinieran años de silencio, quizá de reflexión y autocrítica. Que coinciden con el emprendimiento de Cerro Colorado, en el norte cordobés, donde construye su `nido` y se radica con Nenette y `Kollita`, el hijo de ambos. Ámbito que invita a la meditación, además de resguardo de persecuciones (`al tiempo cuenta me di/ y agarré por buen camino`). De ahora en más `el Cerro` se constituirá en el epicentro de otra etapa yupanquiana, la más asentada y reposada de su trayectoria. A la pasada `tierra querida` del Tucumán sumará el presente del `agua escondida` cordobesa.

Sergio Pujol, en su excelente biografía, deja claro que el elemento desencadenante es la carta personal de Yupanqui al gobierno para obtener su desproscripción.

......................................................

La aclaración renuncia de Yupanqui se publica el 8 de julio de 1953 en el diario La Prensa.

 

 


Estribo y una de sus guitarras preferidas se exhiben en la casa museo, junto a infinidad de otros objetos, el piano de Nenette, fotos, documentos y el dormitorio del matrimonio Chavero, que con su amoblamiento original constituye una de las salas.

 


Una de las tantas piedras con palabras de don Ata en los alrededores de la casa museo.


  MILITANCIA CULTURAL

En el reiteradamente mencionado libro de Flores Vassella y García Martínez, a continuación de una excelente introducción firmada por el primeramente nombrado, se publican notas que se conocieron por esos años `40 a través de los periódicos comunistas "Orientación" y "La hora".

A modo de ejemplo de cómo entendía su militancia don Ata, transcribiré uno de ellos titulado "Los oficios" (pag.127), pero dejo constancia que me resultó muy difícil elegir entre tantas maravillosas expresiones yupanquianas como son, por ejemplo,"Los antigauchos" (pag. 147), "La danza y la canción" (pag. 289), "El `aire` de la zamba" (pag. 215), "Crónicas del campo húngaro" (pag. 417)...

R.L.A.

 


Yupanqui en los años 40

 

A pocas leguas de la ciudad de Salta, en una vieja finca, conocí a Martín, domador. Hombre chiquito, menudo, de manos fuertes y pequeñas, de piernas cortas. Andaba por ahí, metido en una blusa que a la legua se veía que era ajena. Ese día había "señalada". La labor comenzó a mediodía y antes de las cinco los corrales ya estaban sin terneros ni potros chicos. Y entonces comenzó la jineteada entre los aficionados.

Risas, alaridos, chistes de sustancia criolla poblaron la tarde. Entre tanto trajín, corcovos y galopes, volaron todas las aves del monte. Martín, que se lució de lo lindo, gritaba: "¡Lo busco al suelo y no lo hallo!" Era su manera de presumir. Ya que la bestia no lo arrojaba, él mismo quería darse contra la tierra y no podía. Su instinto de domador era más fuerte que su voluntad.

Esa tarde me dijeron que Martín había estado en Buenos Aires. Lo habían "prestado" para una estancia porteña. Al llegar lo hospedaron en la avenida Alvear, en el departamento de la servidumbre. Pero al hombre lo tenían al rigor: "¡No arrastre esa silla!", "¡Cuidado con los pisos!", "¡Saque su poncho de ahí!", "¡No pise el césped!".

Así durante cuatro días. Hasta que Martín, según él mismo comentaba, les dijo: "Acá cuidan más a las cosas que a los hombres". Y se volvió a su pago salteño. Cuando los paisanos le preguntaban por qué había regresado tan rápido, contestaba con seriedad: "No me gustó el barrio".

Y ahí andaba Martín. Relinchos y crines sueltas eran su paisaje. Pisaba tierra alta y tierra venerada. Sus amigos lo veían en sus tareas gauchas, menudo, firme, pegado al lomo de los potros y rumoreaban: "Como pescao en l`agua..."

El obrero de los montes, el hachador de la selva, ama los árboles y le duele tener que voltearlos.

Sobre todo al algarrobo. Porque a los árboles los llama por su nombre: quebracho, coronilla, tarco, arrayán, tala, etc. Pero al algarrobo lo nombra de esta manera: ¡El árbol!

Su madera es el horcón de su rancho, la cuna de su hijo, el tamboril de su fiesta. La sombra es el salón donde almuerza, donde piensa, donde se refugia en esos días bravos del verano santiagueño; donde tiende su cansancio.

La fruta del algarrobo le da el fresco brebaje de sus eneros quemantes: la aloja. El "Árbol" es todo nobleza para el peón santiagueño. Por eso, cuando tiene que voltearlo, lo cantea con el revés del hacha; piensa "técnicamente" en la resistencia de la madera. Busca la vibración dando diversos golpes con la palma de la mano. Es el oficio. Pero, corazón adentro, está dolorido. Siente como si fuera profanación. Por eso, antes del primer hachazo, murmura: "Perdóname arbolito". Y el hacha cae con fuerza. El primer tajo lo siente más el hombre que el árbol. Porque luego los golpes son secos, precisos. Cae el filo sobre la misma herida, despidiendo astillitas, mientras el árbol llora con llanto dulzón y callado. Miel de pesares, como la copla de una vidala.

Cierta vez llegó a la selva un folklorista, especialista en cancioneros. Hombre grandote, de lento hablar. Lucía un guardapolvo y sobre el pecho, un crucifijo, como cura en vacaciones.

Antes que los maestros de escuela le aliviaran la tarea de la recopilación, el hombre trajinaba caminos, de finca en finca, de monte en monte, averiguando quién sabía cantares, romances antiguos, coplas, trovas, etc.

Llegó así al obraje y el capataz le señaló entre el montón de peones que, desnudo hasta la cintura, estaba empeñado en quebrar la resistencia de un quebracho colorado. Sudaba el hombre. Se escupía las manos. El hacha era la prolongación de su anhelo. Fuerte calor y mucha humedad.

El recopilador se acercó al peón, que a una orden del capataz suspendió el trabajo. Breve saludo y este diálogo:

-Me han dicho que usted sabe versos, amigo, y quisiera que me dijera algunos.

-¿Y pa` qué, señor?

-Porque  yo junto versos para publicarlos en un cancionero regional. Versos populares. En el libro figurará el nombre del que me los dicte.

-¡Ah! ¿Usted trabaja en eso...?

-Así es. Me ocupo en juntar versitos. Los apunto en esta libretita y luego se publicarán en un libro grande.

-¿Así que... ese es su oficio?

-Sí, amigo. Este es mi oficio.

El peón se quedó pensando un rato. Miró sus manos, vibrando aún por el esfuerzo. Miró ese quebracho a medio hachar. Seguramente pensó en su jornal. Vióse flaco, sudoroso, perdido en la selva. Y vio al folklorista de los cancioneros, lustroso, afeitado, enorme señor con una libretita en la mano.

Y como hablando consigo mismo, murmuró:

-¡La pu...cha con el oficio!

(Orientación N° 453. Miércoles 28-7-1948)


Retrato a lápiz de don Ata, atribuído por Hugo Argañaraz a un amigo suyo catamarqueño de apellido Rodríguez, quien se lo obsequió en 1996.


  Si desea escuchar a don Ata y a Hugo Argañaraz haga click aquí:

Audio de la nota 1: "Chacarera de las piedras", de y por Atahualpa Yupanqui. Grabación de 1953 .

Audio de la nota 2: Hugo Argañaraz, recitando parte del poema "15 de marzo de 1957" y cantando y tocando su guitarra.



Audio de la nota




Comentá esta nota:




Audio de la nota


"Y cantaban las piedras en el río/ mientras mi corazón buscaba en vano/ las palabras exactas en la tarde" (Atahualpa Yupanqui) El mismo río cantor, ahora visto y escuchado desde las alturas del paraje "El silencio", lugar hacia el que solía dirigirse don Ata cuando sentía que un nuevo poema de alabanza para nuestra tierra querida estaba dando vueltas en su pecho precisando una música... Otra vista de "El silencio". "Dios me entiende, y yo lo entiendo,/ nos hablamos... sin hablar." (Atahualpa Yupanqui). Tres cuartetas de Don Ata en "El silencio" Hugo Argañaraz ya no atiende el almacén de ramos generales. Ahora trabaja en el "Complejo Argañaraz" y de vez en cuando toma la guitarra y entona con excelencia las canciones de Don Ata. La que vendría a ser la calle principal de Cerro Colorado, debajo de la cual estaban los restos de 25 comechingones. A la derecha el frente del almacén de Argañaraz. Yupanqui estuvo afiliado al Partido Comunista de Argentina entre 1945 y 1953 (Foto del libro "...Yupanqui, afiliado comunista" de Flores Vassella y García Martínez. Foto del libro citado de Flores Vassella y García Martínez. Aquí la prueba de los trucos perdidos. Es dable imaginar que también debe haber habido algunos ganados, aunque de esos no se conocen registros. Atahualpa Yupanqui en 1957. Isaac Francisco Rojas, vicepresidente de la "revolución fusiladora" de 1955 que derrocó al gobierno constitucional de Juan Domingo Perón saludando al interventor federal en Córdoba, Comodoro Medardo Gallardo Valdés el 9-12-56. Joven Atahualpa Yupanqui (Foto del libro "...Yupanqui, afiliado comunista" de Flores Vassella y García Martínez) La casa de don Ata, construída sobre uno de los márgenes del Río de los tártagos y al pie del Cerro Colorado, es actualmente museo. La casa fue construída con piedras, ladrillos y tejas en un terreno que le regaló el padre del Indio Pachi a don Ata.  Estribo y una de sus guitarras preferidas se exhiben en la casa museo, junto a infinidad de otros objetos, el piano de Nenette, fotos, documentos y el dormitorio del matrimonio Chavero, que con su amoblamiento original constituye una de las salas. Una de las tantas piedras con palabras de don Ata en los alrededores de la casa museo. Retrato a lápiz de don Ata, atribuído por Hugo Argañaraz a un amigo suyo catamarqueño de apellido Rodríguez, quien se lo obsequió en 1996. Yupanqui en los años 40 


Cantidad de visitas: 3054016






Más de Noticias Notas y Reportajes

CAPITÁN SARMIENTO Y SU CAHUANÉ NÚMERO 31

¡VIVA EL CERRO COLORADO! GRITÓ MUSICALMENTE DON ATA

MORALES Y FLEURY: DOS GUITARRAS INMORTALES

Y... ¡COSQUÍN ES COSQUÍN! (¡SABIAS PALABRAS DON LAGUNA!)

LAGUNA DE ROCHA: LA LUCHA CONTINÚA EN 2019

NO HABRÁ NINGUNO IGUAL, NO HABRÁ NINGUNO...

NAVIDAD EN VERANO (2)

SEGUNDO FORO MUNDIAL SOBRE SABIDURÍAS ANCESTRALES

TANTANAKUY: LA CULTURA DE LA VIDA

MÁXIMO AGUIRRE

LA TORMENTA UNIVERSITARIA EMPARDÓ A LA DE SANTA ROSA

LOS TRABAJADORES ARGENTINOS SEGÚN DOS IMPRESCINDIBLES: ALFREDO FERRARESI Y NORBERTO GALASSO

AÑO NUEVO MUNDO VIEJO

CARLOS MARTÍNEZ SARASOLA, UNO DE LOS "BIEN NUESTROS"

NUESTRO HIMNO NACIONAL Y LOS AUTORES Y COMPOSITORES DE MÚSICA

ALFREDO CARLINO: VIDA, PASIÓN Y VIDA DE UN RESISTENTE

SE REALIZÓ EN CAPITÁN SARMIENTO, PROVINCIA DE BUENOS AIRES, EL ENCUENTRO DE ARTESANOS "CAHUANÉ" NÚMERO TREINTA.

LUCHANDO UNIDOS SOMOS INVENCIBLES-NOTA 2

LUCHANDO UNIDOS SOMOS INVENCIBLES-NOTA 1

MARTÍN GÓMEZ E HIJOS, SOGUEROS DEL LAO DE RANCHOS

JORGE TOLOZA-LUIS SANTA CRUZ: GARGANTA, GUITARRA Y BANDONEÓN SIN OLVIDO POSIBLE

TRANSFORMAR EL ARTE PARA POTENCIAR LO POLÍTICO

AÑO 2018 EN LAGUNA DE ROCHA

FELICIDADES CON IDENTIDAD CULTURAL

GRACIELA ALMADA: PORQUÉ "MÚSICA PARA LA PAZ"

DECLARACIÓN DE LA INDEPENDENCIA CULTURAL DE NUESTRA AMÉRICA

MAPUCHES, TEHUELCHES, ARGENTINOS Y CHILENOS EN CRISIS

TANTANAKUY 2017: UNA LUZ QUE ALUMBRÓ LA ACTUAL NOCHE QUE VIVE JUJUY

ALFOMBRAS CLARAMENTE ARGENTINAS

LA PATRIA GRANDE AGRIETADA

CARLOS VEGA PEREDA, POR SIEMPRE CANTOR

MARZIALI SE FUE CON LOS JUGLARES

LOS KENNEDY ENTRERRIANOS DE 1932: HISTORIA Y NOVELA.

CAHUANÉ 2017: ¡QUÉ VIVAN LOS CABEZAS DURAS!

LOS GATICA EN SU ELEMENTO SEGUNDA NOTA (PARTE 1)

NO AL RECORTE DE LA RESERVA NATURAL LAGUNA DE ROCHA

ENTRERRIANOS DE COSTA A COSTA

ARIEL FERRARO Y LOS GATICA: POETAS CONTRA EL OLVIDO (PRIMERA NOTA)

NUESTRAS ISLAS MALVINAS SON UNA PARTE FUNDAMENTAL DE NUESTRO ADN NACIONAL, DE NUESTRA IDENTIDAD CULTURAL

UN REGALO DE AÑO NUEVO Y "REYES"

LA MUCHACHA PERONISTA

RODOLFO KUSCH, FILÓSOFO DE LA LIBERACIÓN DE LA PATRIA GRANDE SURAMERICANA

INKAS DEL KOLLASUYU

ABUELA ZORZALA DEL CHACO

DOMINGO PRAT: UN MAESTRO AL SERVICIO DEL ARTE GUITARRÍSTICO ARGENTINO

¡200 AÑOS DE LA PATRIA Y 14 DE LA OLLA SOLIDARIA!

POR UN CAMINO SURERO SE FUE AL GRAN SILENCIO JUAN "TERO" GHIONI

GÜEMES: LA PACHAMAMA EN ARMAS

HASTA SIEMPRE DON PAGURA

DIA DEL DOCUMENTALISTA EN BUENOS AIRES (MAYO DE 2016)

ALERTA EN DEFENSA DEL FOLKLORE NACIONAL

ESCRIBIR CARTAS: ¿UN ARTE PERDIDO?

A SETENTA AÑOS DE UNA "BISAGRA" HISTÓRICA

MELONI Y GAMBOA, DOS TROESMAS SURAMERICANOS

IDENTIDAD Y QUERENCIA

HISTORIA DE CRIOLLOS DE LEY Y DE UN CABALLO TAN MÍTICO COMO SU DUEÑO

IDENTIDAD CULTURAL 2015 (3): PUNTOS DE PARTIDA PARA QUIENES GESTIONEN CULTURAS (NACIÓN, PROVINCIAS, MUNICIPIOS)

IDENTIDAD CULTURAL 2015 (2): CONGRESO LATINOAMERICANO DE FOLKLORE DEL MERCOSUR Y UNASUR

IDENTIDAD CULTURAL 2015: CONCIERTO PARA CHARANGO Y ORQUESTA EN BUENOS AIRES

DARDO DORRONZORO, POETA Y HERRERO: LA SENCILLEZA A LA QUE LE TEMEN LOS PALACIOS

UNA CARTA DE DON ATA

PADRE FERNANDO BOASSO, EL CURA DE DON ATA

ES NEGRITO, PERO ES LINDO…

DON SAN MARTÍN DE CARNE Y HUESO

SESENTA AÑOS SIN “DON BUENA”

CIENTO CINCUENTA AÑOS DE GALESES EN LA PROVINCIA DEL CHUBUT

AFRODESCENDIENTES ARGENTINOS

DESASTRE EN LAGUNA DE ROCHA: LA CULPA NO ES DEL CHANCHO SINO DEL QUE LE DA DE COMER

MUY BUENA NOTICIA: GUSTAVO POLITIS ES “INVESTIGADOR DE LA NACIÓN”

VIAJE AL CENTRO DE NUESTRA IDENTIDAD CULTURAL

ENCUENTRO CUMBRE DE TROESMAS DEL FOLKLORE

2015 ESPIRITUAL DESDE AMÉRICA

LOS TRENCITOS SON PARTE FUNDAMENTAL DE NUESTRA IDENTIDAD CULTURAL

HERMÓGENES CAYO, INTEGRANTE DEL "MALÓN DE LA PAZ" DE 1946

LAS PROVINCIAS DE LA PAMPA Y MENDOZA QUIEREN HERMANARSE A TRAVÉS DEL USO DE RÍOS QUE RIEGAN A AMBAS

ACTUALIZACIÓN DE LA LEY DEL DEPORTE

COSQUÍN Y OTRAS INTOXICACIONES

LA OBRA DE RUBÉN PÉREZ BUGALLO

SIGLO VEINTIUNO CAMBALACHE

LAGUNA DE ROCHA: COMENZÓ LA DESTRUCCIÓN DE 32 HECTAREAS DE LA RESERVA NATURAL

AGOSTO 2

AGOSTO

RECUPERACIÓN DE ESCULTURAS DE NUESTRA AMÉRICA EN EL MUSEO DE LA CÁRCOVA

LA “VISIÓN ÚNICA” DE UNA ESCRITORA PRECOZ

BUSTRIAZO ORTIZ Y UN PONCHO

REFERENTE BUENAVENTURA LUNA

LUIS LANDRISCINA CIUDADANO ILUSTRE DE BUENOS AIRES

MANUEL BELGRANO EN LA PROVINCIA DE CORRIENTES

PARA EL "DÍA DE LA MUJER", QUE SON TODOS

¿QUIÉN LE TEME AL GENERAL HERNÁN PUJATO?

JUAN GELMAN : Hay que aprender a resistir

LAGUNA DE ROCHA: LA VIDA CONTINÚA

FELIZ 2014

NELLY OMAR: LA CALANDRIA VOLÓ HACIA EL AZUL

El Trasfondo medieval de los relatos acerca de gauchos matreros pero milagreros (República Argentina, siglos 19 a 21)

IDENTIDAD NACIONAL: ¿AL HORNO O A LA PARRILLA?

CECILIA TODD NOS DEJÓ PENSANDO...

6 DE SEPTIEMBRE DE 1930: LA HORA DE LA ESPADA

COOPERATIVA "LA TABA": UN EJEMPLO A SEGUIR

BUENAVENTURA LUNA: "Y TE PEDÍ UN AMOR DE LUNA LLENA"

VORAZ INCENDIO EN EL HUMEDAL DE LAGUNA DE ROCHA

UN EJEMPLO DE QUE EVITA ES MILLONES

RECLAMO POR MONSEÑOR ANGELELLI

LOS "PUEBLOS LIBRES" BAJO LA PROTECCIÓN DE JOSÉ GERVASIO ARTIGAS DECLARARON NUESTRA INDEPENDENCIA ANTES DE 1816

GABRIELA ROLDÁN, EMBAJADORA DEL FOLKLORE SANTAFESINO

CONCURSO BIENAL “PREMIO FEDERAL” AÑO 2013

AMÉRICA INVESTIGADA (1)

EL LUJO Y MÁS ALLÁ LA INUNDACIÓN

LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES LE REGALÓ A BOCA Y A RACING SESENTA Y CUATRO HECTÁREAS DEL HUMEDAL LAGUNA DE ROCHA ¿SE VIENE OTRA "CIUDAD DEPORTIVA"?

LA ABUELA ESTELA

LAGUNA DE ROCHA: ¿ES POSIBLE QUE HAYA DURADO TAN POCO LA ALEGRÍA?

HASTA SIEMPRE COMPAÑERO

ÑANDUTÍ: BELLA TELA DE ARAÑA DEL PARAGUAY

PARA UN JUAN DEL PUEBLO, ZAFRERO PARA MÁS DATOS

PRIMERA GRAN BUENA NOTICIA DE 2013

LAGUNA DE ROCHA: UN EJEMPLO A SEGUIR

EL DIA EN QUE MANUEL J. CASTILLA LE METIÓ LA MULITA A BUENAVENTURA LUNA

FELIZ 2013 MUSICAL Y POPULAR

QUINUA: SOBERANÍA ALIMENTARIA

LAGUNA DE ROCHA YA ES RESERVA NATURAL PROVINCIAL

TODOS PODEMOS INFLUIR PARA QUE LOS DIPUTADOS PROVINCIALES LO HAGAN REALIDAD YA

EL HIMNO NACIONAL NO ES UNA CANCIÓN MÁS

CATEDRAL CON IDENTIDAD NACIONAL

RICO NO ES EL QUE MÁS TIENE SINO EL QUE MENOS NECESITA

EL SOL Y SUS MENSAJES

AGRAVIO A LA MEMORIA DE MÁRTIRES DE LA RIOJA

EL SENADO PROVINCIAL APROBÓ QUE LAGUNA DE ROCHA SEA RESERVA NATURAL

BUENAVENTURA LUNA SIGUE TENDIÉNDONOS PUENTES

La "Whipala" flamea junto a la Bandera Argentina

FAVIO, TROESMA MENDOCINO

PRONÓSTICO DEL CLIMA PARA EL PRÓXIMO AÑO

OCTAVIO OSUNA

NESTOR VIVE

LA SOBERANÍA ANTÁRTICA ARGENTINA NO ES NINGÚN MITO

EL SABALERO: A DOS AÑOS...

PREMIOS ARTURO JAURETCHE 2012

Viviendas e Identidad: LA “IDENTIDAD CULTURAL” NO FIGURA EN LAS AGENDAS DE NOTICIAS

FERNANDO CÓRDOVA, MAESTRO Y AMIGO

Correo Electrónico e Identidad Nacional: Oíd el ruido de cadenas sospechosas

Imperdible nota de Hugo Presman acerca del “intelectual” Marcos Aguinis (con “yapa”)

EL HUMEDAL Y LAGUNA DE ROCHA DEBEN SER DECLARADOS RESERVA NATURAL ¡YA!

A LOS PORTEÑOS NO SE LOS PUEDE DEJAR SOLOS

BUENAVENTURA LUNA Y LA CUESTIÓN NACIONAL

ANGELELLI: SU QUERIDA PRESENCIA

AGOSTO MES DE LA PACHAMAMA

ERNESTO DEL VISO CANTA Y CUENTA: “VOY A PUELÉN”

LA GUITA Y LA IDENTIDAD

ENSEÑANZAS DE LA IDENTIDAD NEGRA

DON ANÍBAL SAMPAYO Y SU AMIGO EL ZURDO

VIAJE EN TREN A LA INFANCIA DE ATAHUALPA YUPANQUI

UN MALEVO ANIMADO

¡IRLANDESES!

DOS VEINTICINCO DE MAYO Y UNA SOLA “MADRE” PATRIA

CARMEN GUZMÁN: El canto que se hizo viento

LAS SACHA GUITARRAS DE DON HERRERA

LOS POETAS GHIONI Y SASTURAIN DICEN SOBRE CALOI

DIME QUÉ COMES Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

IGUALITO Y PAREJITO (rincón discepoleano)

EL PATO DEPORTE NACIONAL

ARGENTINA, ESPAÑA, YPF Y LOS REYES CAZADORES

ALBERTO MERLO Galopando sin apuro

SIMÓN RODRIGUEZ, maestro de Bolivar y de América

Ocho de marzo DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

DOCIENTOS AÑOS DE IDENTIDAD 27 de febrero de 1812/2012

VISITAR AL "NUEVO" MUSEO FERNANDEZ BLANCO

PRESENCIA ARGENTINA EN LA ANTÁRTIDA

PRONÓSTICO DE UN CARDÓN CIUDADANO

BUENAVENTURA LUNA Documento sonoro inédito gentileza de Carlos Semorile

NÉSTOR KIRCHNER

LA HOJA SUELTA

¡VINO DE SANTA CRUZ, PAISANO!

JAPÓN, EJEMPLO DE IDENTIDAD - Parte 2

JAPÓN, EJEMPLO DE IDENTIDAD

LA MÚSICA DE LA PAMPA

¡AY DIFUNTITA CORREA!

Julio de Caro

IDENTIDAD Y FOLCLORE

PALABRAS DE RAÚL SCALABRINI ORTIZ SOBRE JUAN PERÓN

JAIME TORRES, el Señor Charango

Bicentenario argentino: GALESES EN CHUBUT: 145 años sumando culturas

LA GUITARRA ES COMO UN EXTRAÑO NIDO...

POLITO CASTILLO: Genio y figura.




Diseño y Hosting RCH - www.rch.com.ar - www.redcomser.com.ar