Inicio Noticias, Notas
y Reportajes
Cultura en los
Municipios
Diarios,
revistas y
otros papeles
Danza con
identidad
Escuelas con
identidad
Discos Pueblos
originarios
Fotos con
Identidad
Peñas y Encuentros Radio Cine Libros Teatro Pintura Tango Pibes Libro de Visitas
Tango
HÉCTOR PEDRO BLOMBERG, EL DE "LA PULPERA..." Y MUCHO MÁS

Tapa del nuevo CD del Cuarteto Cedrón, diseñada por integrantes de la Compañía de Autómatas "La Musaranga".

Tamaño A+ A-

BLOMBERG-CEDRÓN

Con el título "Algo así como una verdadera justicia poética (que es la mejor de las justicias)" el investigador Jorge Fondebrider expresa:

"A cada historia que se cuente la precede otra. En este caso, a la de Héctor Pedro Blomberg (1889-1955), la de la novelista, poeta y ensayista paraguaya Ercilia López, miembro de una célebre familia de políticos e intelectuales guaraníes, que incluye a su abuelo el presidente Carlos Antonio López y a su tío, el mariscal Francisco Solano López. Refugiada con los suyos en Buenos Aires luego de la Guerra de la Triple Alianza, estudió en el colegio inglés que dirigían Miss Conclugh y Mrs. Brenam y, al cabo de un sinnúmero de vicisitudes, el 29 de noviembre de 1886 se casó con el ingeniero Pedro Blomberg, un porteño, hijo de un marino noruego, con quien tuvo siete hijos: seis mujeres y el menor de todos, un varón.

 


Tata Cedrón


 
De ambos padres, éste heredó los libros y el mar. Un primer viaje como marino mercante entre 1911 y 1913 hizo el resto. Así, Héctor Pedro Blomberg fue el primer poeta argentino en hacer que los puertos y el mar entraran de manera protagónica en la poesía nacional. Lo hizo en la mayoría de los textos de sus cuatro primeros libros -La canción lejana (1912), Gaviotas perdidas (1921), Bajo la cruz del Sur (1922), Las islas de inquietud (1924). Raúl González Tuñón, además de reconocer en Blomberg un antecedente que prefigura muchos aspectos de su propia poesía, también afirmó que "Héctor Pedro Blomberg es quien introduce en la poética nacional el tema portuario, de nuestro puerto, de otros puertos, del mar"
 A esa primera etapa, que Beatriz Sarlo caracterizó como "de nostalgia del mar y de los puertos, de un mundo apartado, misterioso o siniestro" , la sucede la que se ocupa de la época de Juan Manuel de Rosas, reflejada en los volúmenes Cancionero federal (1934) y Canciones históricas (1936), donde se da cuenta de las luchas entre los partidarios de Rosas y sus adversarios.

 


Héctor Pedro Blomberg y su firma (autógrafa, en un ejemplar de "Cancionero Federal", año 1934).

 

Muchos de esos poemas habían sido previamente musicalizados por el guitarrista y compositor afroargentino Enrique Maciel (1897-1962) -entre otros "La pulpera de Santa Lucía" y "La mazorquera de Montserrat", para nombrar apenas los más célebres-, pasando así a formar parte del repertorio del cantante Ignacio Corsini (1891-1967) y a través de éste, del acervo cultural argentino. Tuñón sintetiza esos años de esta manera: "El puerto perdió a su poeta. Lo atrajeron los hálitos trágico-románticos de la época de Rosas, la pugna entre federales y unitarios, la "plebe rosista", como la llamara Borges, la Mazorquera de Montserrat, el mito novelesco de Manuelita Rosas, el rumor de las guitarras en el patio que olía a diamela y la reja que olía a jazmines".

 


 
Con todo, Blomberg volvería al mar, pero ligándolo a nuestra historia. En Cantos navales argentinos (1939), aparecen el irlandés William Brown, el porteño Tomás Espora, el corsario maltés Juan Bautista Azopardo, el corsario francés Hipólito Bouchard o Buchardo, además de Elisa Brown, la hija suicida del almirante. Nuevamente en palabras de González Tuñón, "Dos Buenos Aires se mezclaron en las obras de Héctor Pedro Blomberg, el de entonces, el de "New Croos, Bar de Camareras", el de las musicantes del Bajo, el del puerto abigarrado y pintoresco, laborioso y tabernario, sombrío y luminoso, cuando los pescaditos se freían en la calle y había títeres en la calle Colorado y músicos ambulantes en las plazuelas cercanas a los muelles, y el Buenos Aires del candombe y el vals, el de las viejas casonas y las callejuelas tortuosas y los hondos corrales".
 Blomberg murió célebre. Además de como poeta e inveterado viajero, se lo conocía como dramaturgo, guionista de cine, narrador y periodista. Pero como suele suceder con muchos personajes fundamentales de la vida argentina, exceptuando sus canciones más conocidas, después de su muerte fue cayendo en un prolongado olvido del que ahora lo rescata el Tata Cedrón. Así, del mismo modo que hace ya más de cincuenta años Raúl González Tuñón tuvo una segunda voz en la voz del Tata, hay algo así como una verdadera justicia poética -y nunca esta expresión tuvo más sentido que ahora- en que poemas de Héctor Pedro Blomberg como "La paloma del zoco", "Las dos irlandesas" o "Tomy`s Bar", a casi un siglo de publicados, vuelvan a estar vivos y al alcance de todos en este disco.
 
La simetría no termina ahí: el guitarrista y compositor Maciel hizo una parte; hoy, el guitarrista y compositor Cedrón, hace la otra. Y como toda cultura viva transcurre como una carrera de postas, al nombre del Tata y al de Miguel Praino, veteranos del Cuarteto, se suma el de algunos de los que vienen después: Josefina García, Daniel Frascoli y Miguel López. Para cerrar el círculo, así como en el pasado muchos tuvimos noticia de la poesía de Tuñón y de Gelman por la voz del Tata, hoy -y a la espera de una obra completa que nos lo devuelva por escrito-sabemos de una parte significativa de Blomberg -que precedió a Tuñón y a Gelman- también por el Tata. ¿A alguien le extraña?"

 


Cuarteto Cedrón, con la conformación actual, año 2018.

 

FICHA TÉCNICA Y TEMAS DE "JAMAICA MARÚ"


1. La paloma del zoco 5:36
2. Las dos irlandesas 3:08
3. La visión del navegante 2:56
4. A Miriam ­rey 3:34
5. El chino del Aurora 3:01
6. Las noches del café la Paloma 3:25
7. Tommy´s Bar 2:33
8. Marinero 2:57
9. Las veladas del bar ­Aribaldi 3:50
10. Canción de amor japonesa 2:45
 
Juan Cedrón: Guitarra y voz en todos los temas, excepto voz en temas 3 y 9.
Miguel Praino: Viola en todos los temas, excepto en tema 1.
Josefina García: Cello en temas 4, 5, 6, 8, 9 y 10. Piano y voz en tema 3.
Irina Bianchet: Violín en temas 2 y 7.
Miguel López: Bandoneón en temas 2, 3, 6, 7, 8 y 10. Guitarrón en temas 4, 5 y 9. Voz en tema 9.
Daniel Frascoli: Guitarrón en temas 2, 4, 5, 6, 7 y 10. Acordeón en temas 3, 8 y 9.
Grabado en estudios "El calamar". Mezclado y masterizado en estudios "Del fortín"
Grabación y mezcla: Juan Cedrón - Daniel Frascoli (Abril 2018). Masterización: Daniel Frascoli.



Comentá esta nota:




Diseño y Hosting RCH - www.rch.com.ar - www.redcomser.com.ar