Inicio Noticias, Notas
y Reportajes
Cultura en los
Municipios
Diarios,
revistas y
otros papeles
Danza con
identidad
Escuelas con
identidad
Discos Pueblos
originarios
Fotos con
Identidad
Peñas y Encuentros Radio Cine Libros Teatro Pintura Tango Pibes Libro de Visitas
Danza con identidad
LA VIDA DANZADA POR RAQUEL Y JONATHAN EN BELLA UNIÓN

Danza inclusiva

Tamaño A+ A-

Lo que Identidad Cultural aporta en esta nota es una prueba más que contundente de que por más que sigan apareciendo "teóricos" sostenedores del más acerbo individualismo y que sobre todo por medio de los masivos "medios de comunicación" exalten lemas como ¡viva la muerte! ¡viva el cáncer! y otras "lindezas" por el estilo, la VIDA sigue siendo la triunfadora sobre las balas de plomo o de goma, los gases en todas sus variantes represoras y los modelos de "triunfo individual" que varios gobiernos suramericanos intentan imponernos a quienes provenimos culturalmente del "nosotros" y no del "yo".

Para contar esta historia donde LA  VIDA gana por goleada, no era posible prescindir de ubicar al lector lo mejor posible en el sitio geográfico donde se originó.

Reproduciendo parcialmente un excelente artículo firmado por Diomar Romaniv en "UMBRALES" del 15 de enero de 2018 titulado "Reportaje entre los cañeros de Bella Unión ¿Dónde nace la esperanza?" se puede comprender en toda su dimensión el formidable trabajo de la doctora María Helena Curbelo, de su hija Raquel y de Jonathan Maciel. Y también valorar el programa que conducía León Gieco por Canal Encuentro ("Una gira diferente"), pleno de ilustración y belleza.

 

 

"Bella Unión (dpto. Artigas) llamada antiguamente Santa Rosa del Cuareim, dista 659 km. de Montevideo. Limita al norte con Brasil y al oeste con Argentina. Allí viven cerca de 14.000 habitantes, en su mayoría familias que trabajan en la producción de la caña de azúcar. 
El Proyecto Sucroalcoholero dio vida a una nueva esperanza para toda la población.

La lucha de los cañeros (también llamados "peludos", debido al "bicho peludo") es considerada emblemática en muchos sentidos, pero fundamentalmente es una lucha por la tierra. Generalmente, un cañero llega a trabajar hasta los 45 o 50 años, dado que el corte de la caña es un trabajo muy duro.

El ingeniero Alfredo MonesQuintela llevó el cultivo de la caña de azúcar en 1945-1948. En aquel tiempo, los ingenios eran estadounidenses: plantaban y vendían la producción a los Estados Unidos; a los empleados no se les pagaba con dinero, sino con bonos (que se podían cambiar sólo en la cantina del patrón).

"Para defenderse de la sobreexplotación, algunos cortadores de caña, coordinados por Raúl Sendic, crearon en setiembre de 1961 la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (UTAA). A partir de su fundación, y durante los diez años siguientes, la UTAA organizó seis marchas desde Bella Unión hasta Montevideo. Reclamaban al gobierno el cumplimiento de las leyes laborales en las plantaciones de caña y -bajo la consigna de "Tierra para quien la trabaja"-, pedían la expropiación de 30 mil hectáreas improductivas que la familia Silva y Rosas poseía en Artigas. El latifundio finalmente se expropió, pero los peludos no tuvieron acceso a la tierra.

En 1973 el sindicato fue arrasado por la dictadura."

NOTA DE REDACCIÓN

Raúl Sendic fue el fundador del Movimiento Nacional de Liberación "Tupamaros", al cual pertenecieron (entre muchos otros famosos uruguayos) el ex presidente "Pepe" Mujica y el músico y poeta Aníbal Sampayo.

RLA.

Solidaridad en Las Láminas

"La miseria más atroz se concentra en el asentamiento Las Láminas ubicado sobre la ruta 3, que une Artigas con Montevideo, a un kilómetro de la ciudad de Bella Unión. El nombre del asentamiento proviene de la construcción de sus más que precarios ranchos, donde predominan las láminas descartadas de los árboles talados, con algo de chapa y mucho de cartón y nailon.

El barrio tiene unas 250 familias; todos son cortadores de caña y en busca de trabajo. Allí viven más de 1.000 niños. Este barrio, marcado por la desnutrición y la pobreza, contando con la buena voluntad y el esfuerzo de muchos, se convirtió en un barrio esperanzador, con un lindo ejemplo de solidaridad. La doctora María Helena Curbelo nos dice: "Los habitantes se sienten orgullosos de ser de este barrio. No se quieren ir. Es un lugar limpio, con jardín y huerta en cada casa, sin basura tirada, pero aún sin saneamiento. Hay un fuerte sentido de pertenencia y deseo de trabajo".


La dra.Curbelo vive en Bella Unión desde hace once años. Lo que impacta de esta médica es su fuerza humana. A causa de una discapacidad física, sólo puede caminar con muletas. Tiene una hija de 19 años, Raquel, que también es discapacitada y se mueve en silla de ruedas. Independientemente de esto, ambas dan lo mejor de sí para ayudar a los demás.

Nacida en Montevideo, siendo estudiante de medicina se sintió tocada con las primeras marchas y luchas de los cañeros. "En 1967 vine para ayudar en la preparación de una marcha a realizarse el 1ro. de mayo de 1968 a pie y en camión, con todas las familias. Reclamaban tierras para trabajar. Desde esta primera experiencia, la manera de encarar mi militancia fue distinta, porque conocí una realidad que no se veía en el resto del país", comenta.

Dos motivos, el familiar y el cariño por la lucha de los cañeros, la llevaron a decidirse a vivir en Bella Unión. Recién llegada, comenzó a trabajar como pediatra en el Hospital y empezó a ver el sufrimiento de los niños, que se acercaban y normalmente volvían manifestando varias enfermedades a la vez. Eran de varios barrios, muchos de Las Láminas. "Hace nueve años tuve la inquietud de comenzar a atender allá en el barrio Las Láminas. El director del Hospital no estaba de acuerdo que fuéramos ahí... Por eso comencé a atender fuera de mi horario, hasta la una de la mañana. Una vecina me ofreció una casa de material frente a Las Láminas y armé un grupo de vecinas que tenían vocación de servicio. A ellas les di un curso sencillo de promotoras de salud para combatir la desnutrición, y juntas hicimos un censo en el barrio... Estas mujeres continúan hasta hoy, el grupo creció y me ayudan en la consulta. Con ellas hacíamos un trabajo silencioso. Queríamos hacer y no decir, porque, como decía Martí: el hacer es la mejor manera de decir", comenta la dra.Curbelo.

En esta realidad, una niña murió de desnutrición, y a raíz de esto, se inició una investigación que confirmó que en 2003 la mortalidad infantil de todo el país era de 15 por cada 1.000 niños, mientras que Artigas tenía la tasa más alta con 28,9 por mil; en Bella Unión era de 55,1 por mil.

"Cuando aparecieron estos datos la situación de Las Láminas y nuestro equipo que allí trabajaba, se conocieron a nivel nacional. Entonces, de todos los rincones del país comenzaron a llegar alimentos, ropas, medicamentos... y una empresa comenzó a trasladar a los niños a otros hospitales, sin costo. Esto duró a lo largo de la campaña que hicimos durante un año y medio. Uno sabe que lo asistencial no es lo principal, pero en ese momento tuvimos que encarar una situación de emergencia".

Ahora sí, usted haga click en el lado derecho de esta página y disfrute de la exaltación de la Vida a través de la danza, con el cortometraje producido por "magoya films".

Ricardo Luis Acebal.

   



Comentá esta nota:



Danza inclusiva   


Cantidad de visitas: 2909300






Más de Danza con identidad

MIGUEL ANGEL ELÍAS: MAESTRO DE LA DANZA Y ENTRAÑABLE AMIGO

LA VIDA DANZADA POR RAQUEL Y JONATHAN EN BELLA UNIÓN

WILSON PICO: LA DESCOLONIZACIÓN DE LA DANZA EN NUESTRA AMÉRICA

SIMPOSIO NACIONAL DE LA DANZA FOLKLÓRICA ARGENTINA 2017

SER PROFE DE DANZAS FOLKLÓRICAS

BAILAR ES "ÁNIMO DE UN SER"

SILVIA ZERBINI ES BAILARINA DE FUEGO

IMPRESIONES DE TRES TROESMAS




Diseño y Hosting RCH - www.rch.com.ar - www.redcomser.com.ar