Inicio Noticias, Notas
y Reportajes
Cultura en los
Municipios
Diarios,
revistas y
otros papeles
Danza con
identidad
Escuelas con
identidad
Discos Pueblos
originarios
Fotos con
Identidad
Peñas y Encuentros Radio Cine Libros Teatro Pintura, dibujo, escultura y
algo más
Tango Pibes Libro de Visitas
Te cuento leyendas
LEYENDA DEL MAÍZ

por Susana C. Otero (adaptaciones e ilustración)




Tamaño A+ A-

En lengua guaraní se lo llama Abatí, cuyo significado es nariz de hombre.

Avá: hombre

Ti: nariz

Avá Kuera: hombre

   Cuentan los ancianos guaraníes que durante una contienda muchos Avá Kuera habían perdido la vida durante un ataque enemigo.

   Al anochecer, después de finalizado el ataque y recogido los heridos, contabilizaron muchas pérdidas humanas y tuvieron la misión de darles sepultura a los caídos.

   En el recuento de los muertos, descubrieron sin vida al cacique, al que antes de morir le habían arrancado de un flechazo su enorme nariz.

   Eligieron un claro en el monte, debajo de un fornido y añejo árbol y se dispusieron a dar sepultura a los maltrechos cuerpos.

   Ellos cavaron las fosas, cansados y muy tristes por la pérdida de tantas vidas, y debido a lo avanzado del día, no les fue posible hacerlo adecuadamente, por lo que la nariz del cacique quedó insepulta.

   Con el transcurrir de los días, fructificó desde la nariz una dorada espiga con múltiples semillas.

   Era el Avatí que había crecido para saciar el hambre de su pueblo.


   De esta leyenda hay otra versión que ahora les propongo leer.

   Dicen que dicen...que eran gobernados por un mburuvicha cuyo nombre era Avá.

   Este era amado por su comunidad por su serenidad y entereza.

   Quienes lo conocían y eran sus adversarios le temían no por su sabiduría, sino por su fuerza para la lucha y su obstinada determinación.

   Su bravura, honradez y prestigio era la envidia de muchos ambiciosos, no solo del enemigo, sino con los de su propia tribu.

   Ellos siempre esperaban que se presentase el momento oportuno para atacarlo y deshacerse de él.

   Mba?e Pochy era un espíritu colérico, cuyo fin era dañarlo por ser el valiente jefe que respetaba a Ñanderu Tupa, este maligno ser, buscaba dañarlo azuzando a los enemigos de Avá, llenándolos de odio y malignidad, por lo que la traición no se hizo esperar.

   Lo emboscaron cuando salió de caza a la vera de una arbolada senda que bordeaba el camino por donde se desplazaba.

   Durante el ataque, las flechas iban y venían, era una alevosa emboscada y un certero flechazo le cortó de cuajo la prominente nariz del Avá.

   Otras lanzadas por la espalda, lograron darle muerte.

   ...Y vaya a saber porque su cuerpo fue a dar cerca de donde cayó su nariz.

   La expedición de caza quedó trunca por el cobarde asesinato, y su solitario cadáver quedó en el silencioso monte.

   Al no regresar, su esposa y su hijo, sumamente preocupados fueron en su búsqueda.

   Lo encontraron en el cruce de dos caminos, acribillado por las flechas enemigas.

   Madre e hijo lloraron sin consuelo ante el cuerpo del muerto hasta que decidieron darle sepultura en un claro del monte, tardaron bastante. Por lo avanzado del día, decidieron pasar allí la noche.

   Al llegar el alba, ambos se preguntaron que sería de ellos, como vivirían y quien les brindaría amparo, seguridad y el amor que el Avá les dispensaba.

   En esas cavilaciones estaba madre e hijo cuando, de pronto un pájaro de gran tamaño, se posó sobre la tumba y con sus patas escarbó un hueco en la sepultura y depositó en el, la nariz que había quedado perdida y solitaria en el monte.

   Luego el pájaro tapó el hoyo y voló dando graznidos hasta que lo perdieron de vista.

   Pareciera ser que Ñanderu Tupa había sido enviado por él.

   Ni bien el pájaro se alejo del lugar, sobre la tumba comenzó a brotar una planta de hojas verdes, que parecían lanzas y terminaban en espigas semejantes a las plumas del cacique.

   Todo fue muy rápido, en una sola mañana. Asombrados arrancaron una de sus espigas y al separar la chala descubrieron que en su interior había granos cobrizos, del color de la nariz de Avá.

   La angustia por la pérdida del cacique se vio recompensada con el obsequio de esos granos, que se convirtieron en el principal y valioso sustento de toda la tribu.

   Todos lamentaron la muerte del cacique, pero al comprobar el inédito suceso lo festejaron con muestras de alegría considerando, que era la prodigiosa herencia dejada por mburuvicha.

   Hoy día, el Avati, junto a la mandioca y otros alimentos han sostenido a las generaciones que los sucedieron.  

 

  

 

 

 



Comentá esta nota:




Cantidad de visitas: 4467596






Más de Te cuento leyendas

LEYENDA DEL HUEMUL

TAMANDUÁ, EL OSO HORMIGUERO Y EL ORIGEN DEL BAILE

LEYENDA DE MELINCUÉ

LEYENDA DEL PEZ DORADO

LEYENDA DE LA VIZCACHA

LEYENDA DE LA CALANDRIA

LEYENDA DEL PINDÓ

LAYENDA DE LOS HUMAHUACAS

LEYENDA DEL TORDO

LEYENDA DEL CRESPÍN

LEYENDA DEL PALO BORRACHO

LEYENDA DEL MAÍZ

LEYENDA DE M`BIGUÁ

LEYENDA DEL SAPO

LEYENDA DEL SOL Y LA LUNA

LEYENDA DEL ÁRBOL DE SAL

LEYENDA DEL CLAVEL DEL AIRE

LEYENDA DEL CARDENAL

LA MUJER VÍBORA

LEYENDA DEL ALGARROBO

LEYENDA DEL CHAÑAR

LEYENDA DE LOS TINGUIRITAS

LEYENDA DEL QUEBRACHO COLORADO

LEYENDA DEL CARPINCHO

LEYENDA DEL JACARANDÁ

LEYENDA DE LA CRUZ DEL SUR

LEYENDA DEL CHAJÁ

CHERUFÉ, EL ABOMINABLE SEÑOR DE LA MONTAÑA

LEYENDA DEL BENTEVEO (BICHO FEO)

EL HALLAZGO DEL PEHUÉN

LAS BARBAS DEL ÑIRÉ

EL NIÑO Y EL CISNE (LEYENDA TEHUELCHE)

ÑANCULAHUÉN

LA MARIPOSA

LAS LÁGRIMAS DE KALILA

COMO COSQUÍN LLEGÓ A SER UNA LEYENDA

LA LEYENDA Y SU MISTERIO

LA MISIÓN DEL COLIBRÍ

LEYENDA DEL URUTAU

LEYENDA DE LA VIUDITA

GUALOK Y LAS ESTACIONES

COPAHUE

El ISONDÚ

EL ORIGEN DEL COYUYO

COMO LOS TOBAS CONSIGUIERON EL FUEGO

LEYENDA DE LA FLOR DEL CAMALOTE

LEYENDA TEHUELCHE, LA CREACIÓN DE LAS FLORES.

LEYENDA DEL LAGO NAHUEL HUAPI

LA AZUCENA DEL BOSQUE

PILUN DEWU, OREJITAS DE RATÓN

LA LEYENDA DEL IRUPÉ.

LA LAGUNA DE EPECUÉN

LEYENDA DE LAS CATARATAS DEL IGUAZÚ

NACIMIENTO DE LOS RÍOS PILCOMAYO Y BERMEJO

EL REY DE LOS GUANACOS.

EL ORIGEN DE LOS GUARANÍES

EL ORIGEN DE LA MANDIOCA

LA MALDONADA

EL ORIGEN DEL SAUCE

EL ORIGEN DEL CALAFATE

LEYENDA DEL TIMBÓ

EL VIENTO ZONDA

NGUENECHÉN Y LA MALDICIÓN DE LOS CABALLOS BLANCOS

LA FLOR Y EL COLIBRÍ

EL ÚLTIMO GUAYACÁN

LA YERBA MATE

EL GIGANTE DE PIEDRA

KAMSHOUT Y EL OTOÑO

LA FLOR DEL CARDÓN

LEYENDA DEL PALO SANTO - COSAKAÍT

KÁKACH - LEYENDA DEL PÁJARO CARPINTERO

HUIÑAJ

EL GIRASOL

LA CIUDAD DE ESTECO

LA TELESITA

CAÁ-JHE-EN

LA FLOR DEL CEIBO

EL VOLCÁN DOMUYO

LA BALLENA SEGÚN LOS TEHUELCHES

EL CARÁU

EL HORNERO

EL CHINGOLO

EL CEIBO Y EL JUNCO




Diseño y Hosting RCH - www.rch.com.ar - www.redcomser.com.ar