Inicio Noticias, Notas
y Reportajes
Cultura en los
Municipios
Diarios,
revistas y
otros papeles
Danza con
identidad
Escuelas con
identidad
Discos Pueblos
originarios
Fotos con
Identidad
Peñas y Encuentros Radio Cine Libros Teatro Pintura, dibujo, escultura y
algo más
Tango Pibes Libro de Visitas
Pintura, dibujo, escultura y algo más
JUAN ARANCIO: GRAN NARRADOR DE NUESTRO PAISAJE HUMANO

Juan Arancio, santafesino y costero

Tamaño A+ A-

ARANCIO: CRÓNICA DE UNA VIDA DIBUJADA

por Ricardo Luis Acebal

Me lo presentó un intérprete cabal del habitante "costero" santafesino: el compositor, guitarrista y cantor Orlando Veracruz.

Juan Arancio nació el 24 de agosto de 1931 en el barrio Alfonso, Ciudad de Santa Fe. Fue verdulero, carpintero, lustrador de muebles... Pero en los momentos libres siempre dibujaba y pintaba.

Una vez en una librería de usados entregó fruta y recibió a cambio un ejemplar del Martín Fierro y otro de Cazadores de ballenas, de Emilio Salgari. Le gustó tanto el libro de Hernández que de inmediato empezó a ilustrar las que a su juicio eran "las mejores partes".

Ganó un concurso de historieta para el diario santafesino El Interior. Cuando terminó esa historieta se fue a Buenos Aires, a trabajar con Carlos Clement, con quien estuvo dos años y medio.

De ahí saltó a El Tony, donde logró fama y además que le pagaran por ilustrar temas gauchescos de Vaccarezza y de Héctor Pedro Blomberg. Publicó cuentos ilustrados con personajes de las islas santafesinas en un suplemento de la revista Anteojito.

Ilustró durante largo tiempo en Clarín las tiras del historiador entrerriano Fermín Chávez: El chumbiao y El Capitán Ontiveros.

Trabajó para los estudios Walt Disney, Fleetway (de Inglaterra) y Editorial Skorpío, de Milán, Italia.

Pero siempre pintaba, siempre "le llamaba" hacer una lámina de su infancia pasada en la isla. Esos son los dibujos que más se le conocen. Se prometió que al cumplir cincuenta años iba a dejar de ilustrar y se iba a dedicar a pintar las cosas de la isla. Así lo hizo y exportó cuadros y dibujos a Pittsburgh, Texas y Washington.

Absolutamente autodidacto, vivió alternadamente en la casa del barrio Alfonso y en la casita de Sauce Viejo, a siete metros del río Coronda.

Falleció en su ciudad natal el 1 de marzo de 2019.

 

 

SAUCE VIEJO, 29 DE ENERO DE 1993

Portando birome, libreta, cámara y grabador a cassette llegué a su rancho costero. Después de su cordial bienvenida, la presentación de su compañera Graciela como "La gringa" y de cambiar la cebadura, mirando hacia el río Coronda Juan Arancio dice: "Estas islas tienen muchos nombres: está La Blanca, El arrastradero, La Cancha Larga, Los Grillos, El Rey...

El Rey era un asentamiento de los antiguos corondá. Actualmente se encuentran elementos de estos indios: puntas de lanza, cacharros y otras cosas. Otras islas son La Chiva, El Pira patrás, El Moja, Los Bretes... Pero el hombre islero no vive en ellas. Todo islero es costero. A esas islas las toma como asentamiento para pescar, para estar dos o tres días, una semana, un mes, para bicherear y pescar. Hay quienes hacen su ranchadita, pero apenitas no más para pasar la noche, como una especie de bendito."

Y agrega:

"Manejar el silencio en la isla es cosa de titanes. A veces uno está en la casa dos horas sin ver a su mujer o a sus hijos y ya se vuelve loco. Imaginate esta gente que está semanas o meses sola..."

 

 

"Estamos en Sauce Viejo, más o menos a diez kilómetros de mi infancia de los 6 años, el lugar donde fui a vivir durante un tiempo, en la isla".

El sitio donde cuenta estos asuntos es una casita que se inunda cada vez que el río crece. "Pero la inundación se va, venimos con mi señora y mis suegros, limpiamos y acomodamos durante uno o dos días y volvemos a gozar de este paisaje, que es lo más hermoso que hay."

El mate y los recuerdos siguen. El del indio Froilán, que por no hacer el servicio militar se internó en los Esteros del Iberá y estuvo diez años adentro, solo en la selva; de los isleros que no cazan carpinchos sino por encargo; del mito de la capincha (carpincha blanca a la que no le penetran las balas; de tesoros encontrados por casualidad; de duendes negritos "del río" que juegan en la playa a la siesta...

 

 

Y, desde luego, recuerdos de historietas de antes y de óleos de hoy: "La experiencia de la historieta me dio una gran retención de cosas, de escenas. A los cuadros los pinto en mi casa. No necesito modelos ni nada, yo hago todo de memoria. Tanto el color como el dibujo.

Quiero decirte cumpa que acá hay gente que es digna de admirar. El convivir con el río encrespado, con el bicherío, como las rayas, las yarará, los mosquitos... Quiero decirte que es hermosa la soledad de la isla. Yo estoy preparando una exposición que se llama "Isla día y noche". Porque a la noche también trabaja el hombre de la isla. A la noche prepara su trampero, busca sus carpinchos..."

 


"El Chumbiao" con guión de Fermín Chávez.

 

 


"Patria Vieja" con guión de H. G. Oesterheld, acerca del Combate de Vuelta de Obligado, 20 de noviembre de 1845.

 

 

PROFETA EN SU TIERRA

Un resumen muy difícil de lograr acerca de la obra de Arancio allá por 1993:

Vive a la vera del río, pinta de memoria a los isleros santafesinos y trabajó para los estudios de historietas más importantes del mundo. Arancio vende sus dibujos y óleos en Pittsburgh y Washington y próximamente expondrá en la Universidad de Austin, Texas.

Recibió el premio honorífico Estanislao López, de 1993, otorgado por la Asociación de Comerciantes de Santa Fe y en noviembre expuso sus óleos  (entre muchos pueblos santafesinos) en Villa Guillermina. En la inauguración de la muestra hubo 1.200 "locales" (el pueblo tiene 4.500 habitantes) y llegaron desde Las Toscas micros con 600 visitantes para participar del encuentro. Un éxito similar ocurrió en Villa Ocampo, también en el norte santafesino.

Junto con los poetas Norma Segado de Manias y Danilo Oyharzábal (ambos de Santa Fe) realiza giras por escuelas y centros culturales de la Provincia de Buenos Aires. Estuvo recientemente en Guerrico, Villa Ramallo, San Nicolás y San Pedro. En los últimos días del año 93 está exponiendo en los salones de Editorial La Ley.

 

 

Marcelo Allende , en la "Revista Digital de Culturas eh! Agenda Urbana" escribió:

"Uno va a la casa de un médico y ve un dibujo de Juan Arancio, va a la casa de otro profesional y hay dibujos de Arancio, y va a las más modestas casas de gente de pueblo, las modestas, nuestras, mía, y siempre se puede ver un dibujo de Arancio". Así decidió presentar el prestigioso escritor santafesino Gastón Gori a Juan Arancio.

 

 

 

Su visión del mundo está teñida de río. Quizás sea por eso que no se enoje tanto al recordar ese terrible 2003 que se llevó gran parte de sus obras. Sí, Juan Arancio, el artista que trazó y coloreó innumerables paisajes de agua, sufrió en carne propia las consecuencias de la inundación.

EL AGUJERO

Para pintar como lo hace Juan, hay que saber narrar. Por eso, cuando uno habla con él, no escapa a escuchar cientos de anécdotas y cuentos.

"Recuerdo el del `agujero en el techo` -dice- y era así:

Va un vendedor ambulante por un rancherío y se desata una terrible tormenta.

Un paisano lo invita a guarecerse en su rancho para protegerse del temporal.

Una vez adentro, el vendedor advierte que, en el techo del rancho, hay un tremendo agujero por donde entra mucha agua. No soporta la incomodidad y le dice al paisano:

- Disculpe, pero ¿Por qué no arregla ese agujero en el techo?

- Si me subo ahora a arreglarlo me voy a mojar todo- le responde el paisano.

- Bueno -le retruca el vendedor- arréglelo cuando no llueva.

- Y cuando no llueva -le dice el paisano- ¿Para qué lo voy a arreglar?".

 

 


Vital y matero hasta el final... Foto: Gentileza Silvina Helbling

 

Si desea escuchar la voz de Juan Arancio, entrevistado por el autor de esta nota y una canción dedicada a él, haga click aquí:

 

Audio de la nota 1:  Diálogo de Juan Arancio con Ricardo Acebal el 29-1-1993.

 

Audio de la nota 2: "Juan" de y por Víctor Anchával, de su disco El alma de la tierra.  



Audio de la nota




Comentá esta nota:




Audio de la nota


Juan Arancio, santafesino y costero
"El Chumbiao" con guión de Fermín Chávez.
"Patria Vieja" con guión de H. G. Oesterheld, acerca del Combate de Vuelta de Obligado, 20 de noviembre de 1845.
Vital y matero hasta el final... Foto: Gentileza Silvina Helbling


Cantidad de visitas: 4242559






Más de Pintura, dibujo, escultura y algo más

HUMOR RENEGÁU

JUAN ARANCIO: GRAN NARRADOR DE NUESTRO PAISAJE HUMANO

PINTORCITOS DE CHUCALEZNA

XAVIER FONTENLA ESCULTOR

PABLO SOLO DIAZ Y NUESTRA IDENTIDAD CULTURAL

ÁNGELES DE NUESTRA PATRIA ARGENTINA Y SURAMERICANA

LA PINTURA Y LA POESÍA HECHA CANCIÓN

PEDRO MOLINA: A TODO COLOR ASÍ EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO

MURALES Y VINOS: EL TRIUNFO DE LA VIDA

FALLECIÓ CARLOS TERRIBILI

GIL IMANÁ GARRÓN: PINTAR CON EL ALMA

BICENTENARIO DE LAS INDEPENDENCIAS AMERICANAS

PARA PERSONAS CIEGAS Y CON BAJA VISIÓN

ARTE Y REVOLUCIÓN: LA HISTORIA SIN FIN

LA ARGENTINA EN SUS PINTORES

¿Y SI PROBÁRAMOS EN ALGÚN CENTRO COMERCIAL CON UN CUADRO DE MOLINA CAMPOS PROTAGONIZADO POR EL BALLET FOLKLÓRICO NACIONAL?

JOSÉ MARÍA CORNIDE: DE PROFESIÓN PINTOR ILUMINADOR

LOS DIBUJOS DEL ARQUITECTO CARLOS MORENO

LA HORA AMERICANA

CONCURSO MEMORIA EN LOS MUROS

ENRIQUE DE LARRAÑAGA, PINTOR NACIONAL Y POPULAR

LA CONSTITUCIÓN GUIANDO AL PUEBLO

TALLER DE DIBUJO Y PINTURA

¿SOLO EN ESPAÑA SE MIRAN ASÍ LOS CUADROS EN UNA EXPOSICIÓN?

FLORENCIO MOLINA CAMPOS : UN DESCONOCIDO




Diseño y Hosting RCH - www.rch.com.ar - www.redcomser.com.ar