Inicio Noticias, Notas
y Reportajes
Cultura en los
Municipios
Diarios,
revistas y
otros papeles
Danza con
identidad
Escuelas con
identidad
Discos Pueblos
originarios
Fotos con
Identidad
Peñas y Encuentros Radio Cine Libros Teatro Pintura, dibujo, escultura y
algo más
Tango Pibes Libro de Visitas
Te cuento leyendas
EL CEIBO Y EL JUNCO

por Susana C. Otero (adaptaciones)




Tamaño A+ A-

El  ceibo   crece en varios países de nuestra América y su flor ha sido adoptada como "flor nacional" de la República Argentina y de la República Oriental del Uruguay. Abunda en la Mesopotamia, Buenos Aires, Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Salta, Jujuy y Tucumán. Llega a medir hasta veintiséis metros de altura.

   Con la corteza de su tronco hervida en agua, se pueden lavar lastimaduras y llagas, o bien utilizar como gargarismos.

El rojo encarnado de su flor es utilizado como tintura, ya sea en lanas, hilos o lienzos, usando alumbre como mordiente para fijar el color.

   También su madera es aprovechada, sobre todo, por los isleños paranaenses.          Con ella fabrican boyas para sus redes y líneas de pesca.

El  junco   o hunco es una planta de tallo erecto y flexible, crece en casi todos los bañados y esteros de Argentina. Se lo usa para quinchar las paredes de los ranchos.

   Dicen que dicen...

   Cuentan los abuelos, que en la desembocadura del río Paraná, habitaba una tribu de timbúes.

   El cacique, que era ya muy anciano, estaba muy preocupado a causa de que su primogénito, próximo a asumir el mando, pues no tomaba en serio su próxima responsabilidad. Estaba el muchacho tan preocupado por las discusiones con su padre, que decidió contarle sus penas al ceibo, quien era su más fiel amigo y por cierto, el más cariñoso.

   El ceibo escuchó con atención al muchacho, luego hablaron de todo y por fin lo aconsejó:  "¡Vete ya!", le dijo. "Toma una embarcación y déjate arrastrar por la corriente hasta encontrar tierras parecidas a las que habitaron tus mayores y fíjate bien que las bermejas aguas arrastren limo con abundancia. Debes allí apearte para realizar tu tarea.

   El joven cumplió lo que el ceibo le aconsejó. Al llegar comenzó a juntar el aluvión fecundo y con la ayuda del junco amalgamó la tierra. Al tiempo de duro trabajo, quedó formada una isla. Entonces, como lo habían convenido, fue en busca de su entrañable amigo el Ceibo.

   Entre los dos prosiguieron con la titánica tarea y una tras otra fueron formando islas, tantas que conformó un delta: el  Delta del Paraná, donde la fecundidad de la tierra devuelve con creces el trabajo realizado.

   No tardó mucho tiempo en llegar la noticia a oídos del cacique.

Su padre quiso conocer la obra realizada y al verla lo perdonó. Como estaba el padre tan admirado  de la tarea que había logrado el muchacho, llevó a todos los habitantes de la tribu, quienes se encargaron de plantar muchos ceibos, juncos, y muchas otros plantas que crecían en la tierra de sus ancestros y que hoy son parte de la flora autóctona del lugar. 



Comentá esta nota:




Cantidad de visitas: 4479881






Más de Te cuento leyendas

LEYENDA DEL HUEMUL

TAMANDUÁ, EL OSO HORMIGUERO Y EL ORIGEN DEL BAILE

LEYENDA DE MELINCUÉ

LEYENDA DEL PEZ DORADO

LEYENDA DE LA VIZCACHA

LEYENDA DE LA CALANDRIA

LEYENDA DEL PINDÓ

LAYENDA DE LOS HUMAHUACAS

LEYENDA DEL TORDO

LEYENDA DEL CRESPÍN

LEYENDA DEL PALO BORRACHO

LEYENDA DEL MAÍZ

LEYENDA DE M`BIGUÁ

LEYENDA DEL SAPO

LEYENDA DEL SOL Y LA LUNA

LEYENDA DEL ÁRBOL DE SAL

LEYENDA DEL CLAVEL DEL AIRE

LEYENDA DEL CARDENAL

LA MUJER VÍBORA

LEYENDA DEL ALGARROBO

LEYENDA DEL CHAÑAR

LEYENDA DE LOS TINGUIRITAS

LEYENDA DEL QUEBRACHO COLORADO

LEYENDA DEL CARPINCHO

LEYENDA DEL JACARANDÁ

LEYENDA DE LA CRUZ DEL SUR

LEYENDA DEL CHAJÁ

CHERUFÉ, EL ABOMINABLE SEÑOR DE LA MONTAÑA

LEYENDA DEL BENTEVEO (BICHO FEO)

EL HALLAZGO DEL PEHUÉN

LAS BARBAS DEL ÑIRÉ

EL NIÑO Y EL CISNE (LEYENDA TEHUELCHE)

ÑANCULAHUÉN

LA MARIPOSA

LAS LÁGRIMAS DE KALILA

COMO COSQUÍN LLEGÓ A SER UNA LEYENDA

LA LEYENDA Y SU MISTERIO

LA MISIÓN DEL COLIBRÍ

LEYENDA DEL URUTAU

LEYENDA DE LA VIUDITA

GUALOK Y LAS ESTACIONES

COPAHUE

El ISONDÚ

EL ORIGEN DEL COYUYO

COMO LOS TOBAS CONSIGUIERON EL FUEGO

LEYENDA DE LA FLOR DEL CAMALOTE

LEYENDA TEHUELCHE, LA CREACIÓN DE LAS FLORES.

LEYENDA DEL LAGO NAHUEL HUAPI

LA AZUCENA DEL BOSQUE

PILUN DEWU, OREJITAS DE RATÓN

LA LEYENDA DEL IRUPÉ.

LA LAGUNA DE EPECUÉN

LEYENDA DE LAS CATARATAS DEL IGUAZÚ

NACIMIENTO DE LOS RÍOS PILCOMAYO Y BERMEJO

EL REY DE LOS GUANACOS.

EL ORIGEN DE LOS GUARANÍES

EL ORIGEN DE LA MANDIOCA

LA MALDONADA

EL ORIGEN DEL SAUCE

EL ORIGEN DEL CALAFATE

LEYENDA DEL TIMBÓ

EL VIENTO ZONDA

NGUENECHÉN Y LA MALDICIÓN DE LOS CABALLOS BLANCOS

LA FLOR Y EL COLIBRÍ

EL ÚLTIMO GUAYACÁN

LA YERBA MATE

EL GIGANTE DE PIEDRA

KAMSHOUT Y EL OTOÑO

LA FLOR DEL CARDÓN

LEYENDA DEL PALO SANTO - COSAKAÍT

KÁKACH - LEYENDA DEL PÁJARO CARPINTERO

HUIÑAJ

EL GIRASOL

LA CIUDAD DE ESTECO

LA TELESITA

CAÁ-JHE-EN

LA FLOR DEL CEIBO

EL VOLCÁN DOMUYO

LA BALLENA SEGÚN LOS TEHUELCHES

EL CARÁU

EL HORNERO

EL CHINGOLO

EL CEIBO Y EL JUNCO




Diseño y Hosting RCH - www.rch.com.ar - www.redcomser.com.ar