Inicio Noticias, Notas
y Reportajes
Cultura en los
Municipios
Diarios,
revistas y
otros papeles
Danza con
identidad
Escuelas con
identidad
Discos Pueblos
originarios
Fotos con
Identidad
Peñas y Encuentros Radio Cine Libros Teatro Pintura, dibujo, escultura y
algo más
Tango Pibes Libro de Visitas
Te cuento leyendas
LA MALDONADA

por Susana C. Otero (adaptaciones e ilustración)




Tamaño A+ A-

   Esta leyenda pertenece al territorio que hoy ocupa la ciudad de Buenos Aires y parece ser la más antigua, ya que su origen se remonta a los tiempos de la fundación, llevada a cabo por Pedro de Mendoza.

   Dicen que dicen que la expedición de Don Pedro había reunido un rebaño de hambrientos y disímiles hombres entre los que se mezclaban marineros, delincuentes comunes, ladrones, asesinos, escribanos y soldados junto a unas pocas mujeres, con esta gente se llevó a cabo la primera fundación de nuestro querido Buenos Aires.

   Allá por febrero de 1536 Mendoza se asentó al norte de lo que es hoy el Parque Lezama, en la ciudad de Buenos Aires.

   También cuentan que era tan malo el trato que le daban a los originarios de estas latitudes, que los nativos no sólo les suspendieron las provisiones de víveres, sino que les impedían salir de la fortificación donde se habían resguardado dejando a los españoles encerrados en el fortín y los originarios y fieras del otro.

   Los relatos dan cuenta que la miseria se había adueñado de los conquistadores y que el hambre era atroz. Nada tenían para comer y los hombres y las mujeres estaban tan flacos que las fuerzas los habían abandonado.

   Como si fuese poca la desgracia que los atormentaba, los nativos se habían tornado belicosos, pero lo peor estaba por venir, una mortífera epidemia de viruela comenzó a hacer estragos entre los españoles.

   Los europeos habían traído unas pocas mujeres, la Maldonada era una de ellas, a esta joven le gustaban mucho los animales y en los primeros días que precedieron su llegada, cuando todo estaba bien y la comida no escaseaba, había alimentado un pequeño cachorro de jaguareté, pero con los meses creció tanto que el animal tomo su rumbo y la muchacha no volvió a saber de él.

   También cuentan que la Maldonada enloqueció cuando vió sucumbir a sus mejores amigos, era tanta la desesperación que enloquecida al ver a hombres y mujeres morir como moscas, muertos de hambre y diezmados por la peste, que un día, gritando y semidesnuda abrió los portones de la empalizada y echó a correr a campo traviesa, haciendo caso omiso del peligro que corrían sus compañeros ni ella misma.

   Sin perdida de tiempo, unos soldados salieron a perseguirla, ella corrió y corrió hasta llegar a las orillas de un arroyo que le cerraba el paso.

   Extenuada y sin aliento, viéndose perseguida, hambrienta, cansada y cercada por el arroyo se dejo caer sin fuerzas sobre la hierba húmeda. Su corazón parecía estallarle y las piernas le aguijoneaban, muerta de miedo se abandono a su destino.

   No tardaron en llegar sus perseguidores que enfurecidos por haber tenido que rastrear a la mujer y haberse expuesto a los peligrosos nativos que siempre andaban acechando, despojaron a la Maldonada de las pocas ropas que llevaba, la amarraron a un árbol, e chándola  a su suerte pero con la convicción que no sobreviría en la inmensa soledad de la pampa hostil.

   Allí quedo la muchacha expuesta a la intemperie.

   Pasaron uno, dos días cuando el mismo Don Pedro envió a los soldados en busca del cuerpo de la Maldonada para darle sepultura.

   Pero, ohhhh  sorpresa !!!, los soldados quedaron atónitos, lejos de estar muerta, la mujer no estaba sola, un jaguareté enorme con una lechigada de cachorros abrigaba el cuerpo desnudo, le daban calor, lo que había permitido que la muchacha no muriese.

   Los soldados boquiabiertos soltaron a la muchacha de su s ataduras con suaves movimientos, no fuera a ser que el enorme animal los atacara y con lentos impulsos la subieron al caballo, la hembra de jaguar y sus cachorros siguieron acompañando a la Maldonada, y en procesión la escoltaron hasta el fuerte.

   Una vez allí, el animal dio un robusto rugido despidiéndose de la mujer y se alejó con sus cachorros.    

   Se dice que, al enterarse Don Pedro de Mendoza muy sorprendido, liberó a la muchacha y de esta manera la joven se salvó de una muerte segura.

   Ese arroyo en cuyas orillas se dejó caer la muchacha hoy día lleva el nombre de MALDONADO, en recuerdo de aquella joven.




Comentá esta nota:




Cantidad de visitas: 4479924






Más de Te cuento leyendas

LEYENDA DEL HUEMUL

TAMANDUÁ, EL OSO HORMIGUERO Y EL ORIGEN DEL BAILE

LEYENDA DE MELINCUÉ

LEYENDA DEL PEZ DORADO

LEYENDA DE LA VIZCACHA

LEYENDA DE LA CALANDRIA

LEYENDA DEL PINDÓ

LAYENDA DE LOS HUMAHUACAS

LEYENDA DEL TORDO

LEYENDA DEL CRESPÍN

LEYENDA DEL PALO BORRACHO

LEYENDA DEL MAÍZ

LEYENDA DE M`BIGUÁ

LEYENDA DEL SAPO

LEYENDA DEL SOL Y LA LUNA

LEYENDA DEL ÁRBOL DE SAL

LEYENDA DEL CLAVEL DEL AIRE

LEYENDA DEL CARDENAL

LA MUJER VÍBORA

LEYENDA DEL ALGARROBO

LEYENDA DEL CHAÑAR

LEYENDA DE LOS TINGUIRITAS

LEYENDA DEL QUEBRACHO COLORADO

LEYENDA DEL CARPINCHO

LEYENDA DEL JACARANDÁ

LEYENDA DE LA CRUZ DEL SUR

LEYENDA DEL CHAJÁ

CHERUFÉ, EL ABOMINABLE SEÑOR DE LA MONTAÑA

LEYENDA DEL BENTEVEO (BICHO FEO)

EL HALLAZGO DEL PEHUÉN

LAS BARBAS DEL ÑIRÉ

EL NIÑO Y EL CISNE (LEYENDA TEHUELCHE)

ÑANCULAHUÉN

LA MARIPOSA

LAS LÁGRIMAS DE KALILA

COMO COSQUÍN LLEGÓ A SER UNA LEYENDA

LA LEYENDA Y SU MISTERIO

LA MISIÓN DEL COLIBRÍ

LEYENDA DEL URUTAU

LEYENDA DE LA VIUDITA

GUALOK Y LAS ESTACIONES

COPAHUE

El ISONDÚ

EL ORIGEN DEL COYUYO

COMO LOS TOBAS CONSIGUIERON EL FUEGO

LEYENDA DE LA FLOR DEL CAMALOTE

LEYENDA TEHUELCHE, LA CREACIÓN DE LAS FLORES.

LEYENDA DEL LAGO NAHUEL HUAPI

LA AZUCENA DEL BOSQUE

PILUN DEWU, OREJITAS DE RATÓN

LA LEYENDA DEL IRUPÉ.

LA LAGUNA DE EPECUÉN

LEYENDA DE LAS CATARATAS DEL IGUAZÚ

NACIMIENTO DE LOS RÍOS PILCOMAYO Y BERMEJO

EL REY DE LOS GUANACOS.

EL ORIGEN DE LOS GUARANÍES

EL ORIGEN DE LA MANDIOCA

LA MALDONADA

EL ORIGEN DEL SAUCE

EL ORIGEN DEL CALAFATE

LEYENDA DEL TIMBÓ

EL VIENTO ZONDA

NGUENECHÉN Y LA MALDICIÓN DE LOS CABALLOS BLANCOS

LA FLOR Y EL COLIBRÍ

EL ÚLTIMO GUAYACÁN

LA YERBA MATE

EL GIGANTE DE PIEDRA

KAMSHOUT Y EL OTOÑO

LA FLOR DEL CARDÓN

LEYENDA DEL PALO SANTO - COSAKAÍT

KÁKACH - LEYENDA DEL PÁJARO CARPINTERO

HUIÑAJ

EL GIRASOL

LA CIUDAD DE ESTECO

LA TELESITA

CAÁ-JHE-EN

LA FLOR DEL CEIBO

EL VOLCÁN DOMUYO

LA BALLENA SEGÚN LOS TEHUELCHES

EL CARÁU

EL HORNERO

EL CHINGOLO

EL CEIBO Y EL JUNCO




Diseño y Hosting RCH - www.rch.com.ar - www.redcomser.com.ar